TUlankide MONDRAGON

Medicina de precisión en Euskadi

15/01/2020

Hasta ahora, los médicos, apoyados por técnicas analíticas así como por antecedentes familiares, se han centrado en el diagnóstico diferencial, basado en la identificación de los síntomas más característicos de la enfermedad.
Medicina de precisión en Euskadi

Sin embargo, hoy en día, la medicina evoluciona hacia un enfoque más personalizado y preventivo, que pretende estimar el riesgo de padecer una enfermedad conjugando la sintomatología clásica con nuevos elementos como la composición genética, datos antropométricos (altura, peso, edad, género, etc...), factores ambientales y hábitos de vida. El objetivo es proporcionar el tratamiento adecuado, en el momento correcto y  en función de las características de la persona; es decir, recetar a un paciente la terapia más adecuada según su perfil biológico. Esta práctica se conoce como medicina personalizada o de precisión y probablemente se convertirá en la práctica médica estándar en un futuro no muy lejano.

En el País Vasco se ha lanzado el proyecto Akribea, una iniciativa liderada por el Centro de Investigación Cooperativa en Biociencias  (CIC bioGUNE) en colaboración con OSARTEN, Mondragon Unibertsitatea y el BIOBANCO vasco. Basándose en la medicina de precisión, el proyecto Akribea pretende generar una base de datos de apoyo al diagnóstico a partir del análisis de la población activa de la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV) mediante diferentes técnicas analíticas. El modelo debe sentar la base para obtener un patrón que diferencie a los individuos sanos de los enfermos de forma que en un futuro y con una muestra de sangre u orina de una persona se pueda determinar si va a desarrollar una enfermedad. Dicho modelo también permitirá evaluar de manera racional el pronóstico y la evolución de numerosas enfermedades como por ejemplo las cardiovasculares o hepáticas, y/o la respuesta personalizada a un tratamiento específico, por ejemplo, para disminuir el colesterol los médicos recetan estatinas, un tipo de medicamento. Sin embargo, en algunos casos, se producen efectos secundarios como la aparición de diabetes. Estos estudios ayudarían a determinar cuál de los medicamentos podría ser más adecuado para un determinado grupo de personas y así evitar los indeseados efectos secundarios. Para llevar a cabo dicho proyecto, se espera contar con la colaboración voluntaria de trabajadores de cooperativas de MONDRAGÓN y/o Lagun Aro.

El actual proyecto Akribea se inició hace tres años, con un estudio piloto en el que se contó con un total de 10.000 donantes a los cuales se les recogió una muestra de orina y suero. Es un proyecto sumamente ambicioso dentro de la medicina de precisión tanto a nivel de la CAPV como a nivel europeo ya que casi no existen estudios internacionales que cuenten con una base de datos tan amplia. Los donantes constituyeron una muestra representativa de la población activa en la CAPV, con edades comprendidas entre los 18 y los 70 años, y pertenecieron a trabajadores de cooperativas de MONDRAGÓN y/o Lagun Aro.  En los estudios realizados hasta la fecha con estas muestras se ha podido comprobar cuáles podrían ser los criterios más adecuados para el diagnóstico de algunas enfermedades relacionadas con el hígado, la obesidad o los niveles altos de glucosa. En el proyecto actual se pretende añadir la componente temporal para comprender cómo evolucionan algunas enfermedades con el tiempo y dependiendo del tipo de población poder seleccionar quú medicación puede ser mejor en cada caso. Akribea propone el seguimiento a los donantes durante al menos 5 años, para poder determinar la evolución y los cambios en su metabolismo.

De entre las patologías más habituales que afectan hoy en día a las sociedades occidentalizadas, el síndrome metabólico (SM) constituye una pandemia: un 35% de la población adulta y el 50% de la anciana padecen este síndrome. SM es un conjunto de anormalidades que incluyen obesidad abdominal, colesterol alto, elevación de presión arterial y/o aumento de glucosa en ayunas. El SM es un importante factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y diabetes y se encuentra agravado por factores asociados al estilo de vida como sedentarismo, dieta alta en calorías o mayor consumo de tabaco. Un tercio de los pacientes con SM no recibe ningún tipo de atención sanitaria debido a que nunca han sido diagnosticados. Debido a estos aspectos, es muy importante implantar medidas para el diagnóstico preventivo y control temprano de esta epidemia silenciosa. Akribea pretende estudiar el SM a partir del análisis de muestras de sangre y orina de la población del CAPV. El objetivo último es intentar que el médico sea capaz de prescribir el mejor medicamento para una determinada enfermedad, como por ejemplo el SM, buscando una reducción en la prescripción de fármacos innecesarios y  generar una mejora significativa en la calidad de vida de los pacientes.

 Osarten K. E. participa en este proyecto, a través de su laboratorio, proporcionando parte de las muestras de sangre y orina de aquellos trabajadores que libremente decidan colaborar en esta importante investigación científica. Para ello, en lo que resta de año y en años sucesivos, personal sanitario del BIOBANCO vasco acudirá a las cooperativas, junto con personal de Osarten, para explicar a los trabajadores este proyecto e invitarles a participar de forma voluntaria. Destacar que para donar las muestras correspondientes no es necesario someterse a extracciones de sangre adicionales, ya que se aprovechará la extracción que anualmente Osarten realiza a los trabajadores en las propias empresas.

 

El tiempo
Lunes 24 Min: 3
Max: 23
Martes 25 Min: 7
Max: 14
Miércoles 26 Min: 6
Max: 11
Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Sugerencias

sugerencias