TUlankide MONDRAGON

Centros tecnológicos unidos para reducir el impacto de la COVID-19

16/04/2020

IKERLAN está trabajando en un estudio para comprobar la viabilidad del desarrollo de dispositivos de respiración mecatrónicos de emergencia en Euskadi.
Centros tecnológicos unidos para reducir el impacto de la COVID-19

Con el objetivo de poner la investigación científica y tecnológica de Euskadi al servicio de las personas, los centros tecnológicos y centros de investigación cooperativa (CIC) que integran la alianza Basque Research and Technology Alliance- BRTA están trabajando en colaboración con el tejido industrial, las autoridades sanitarias y las diferentes administraciones públicas en distintos proyectos para reducir el impacto de la crisis sanitaria generada por la COVID-19.

Bajo la coordinación de BRTA, se han detectado las necesidades generadas en el ámbito sanitario y se ha reforzado la cooperación entre los distintos centros tecnológicos para ofrecer una respuesta eficaz a esas necesidades, se han creado sinergias y se ha impulsado la colaboración en la actividad científica e investigadora de los diferentes agentes.

En definitiva, una alianza de centros de investigación que están desplegando su capital científico-tecnológico al servicio del sistema sanitario vasco para responder de la forma más eficiente posible a los distintos retos y necesidades que está planteando la pandemia. Un trabajo que se está desarrollando con la cooperación de los distintos laboratorios del ecosistema vasco de ciencia y tecnología aglutinado en BRTA, así como con la contribución de otros agentes y del tejido empresarial.

Los centros de BRTA vienen ofreciendo su apoyo en cinco grandes áreas de actuación: 1) el ámbito de las biociencias para el desarrollo de análisis, medios de transporte viral y tratamientos, 2) los respiradores y otras soluciones de respiración, 3) Big Data e inteligencia artificial, 4) cesión de instalaciones y equipos y 5) la seguridad alimentaria.

La colaboración de los diferentes centros tecnológicos se lleva a cabo de la siguiente manera:

En el campo de las pruebas analíticas, el centro tecnológico NEIKER participa en el desarrollo de un test rápido para detectar la presencia del coronavirus. 

 

El centro tecnológico TECNALIA también está trabajando en el desarrollo de pruebas de diagnóstico rápido mediante PCR a tiempo real. 

CEIT, junto a TECNALIA y bajo la coordinación de CIC biomaGUNE, está trabajando en la preparación de medios de transporte viral para las muestras que se toman a pacientes. 

El centro tecnológico GAIKER está desarrollando un kit ultrasensible y rápido como alternativa a las pruebas con PCR para la detección del SARS-CoV-2.

El centro de investigación cooperativa en Biomateriales CIC biomaGUNE, con sede en el Parque Tecnológico de Donostia, ha puesto a disposición de Osakidetza sus laboratorios y a un equipo de 7 personas, que preparan más de 3000 unidades diarias de tubos de transporte viral de muestras COVID-19.

El centro tecnológico TEKNIKER está participando en el diseño, desarrollo y fabricación de un dispositivo de ventilación para pacientes. 

Desde Arrasate, el centro tecnológico IKERLAN está trabajando también en un estudio para comprobar la viabilidad del desarrollo de dispositivos de respiración mecatrónicos de emergencia en Euskadi. Este proyecto se está desarrollando teniendo en cuenta el ciclo completo del suministro de componentes, fabricación, montaje, certificación y homologación, aprovechando las capacidades de las empresas del sector salud ya existentes en Euskadi y combinándolas con la experiencia de desarrollo de nuevos productos mecatrónicos de IKERLAN.

 

Además de colaborar en iniciativas de seguimiento clínico de pacientes y fórmulas para una reactivación segura de la actividad económica junto a IKERLAN y TECNALIA, el centro tecnológico VICOMTECH está apoyando diversas iniciativas empresariales.

El tiempo
Domingo 5 Min: 13
Max: 28
Lunes 6 Min: 14
Max: 20
Martes 7 Min: 13
Max: 24
Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Sugerencias

sugerencias