TUlankide MONDRAGON

"La pandemia COVID-19 ha dejado claro que lo global y lo digital van de la mano"

20/05/2020

Humanidades Digitales Globales es el título del nuevo Grado y Aitor Zuberogoitia y Monika Madinabeitia sus coordinadores. Ambos han analizado para TUlankide la situación actual y las razones principales que han impulsado la creación del grado.

Artículo de Aitor Zuberogoitia y Monika Madinabeitia, coordinadores del Grado Humanidades Digitales Globales:

"No ha sido la primera ni será la última, pero lo que es indudable es que el impacto del coronavirus ha sido mayor que el de las anteriores pandemias que hemos padecido en lo que va de milenio (el Síndrome Respiratorio Agudo Severo-SARS, la gripe aviar H5N1 y su variante porcina H1N1), entre otras cosas porque ha tenido un alcance más global y ha paralizado casi por completo la actividad económica.
Educación para la transformación social

Si ya el SARS, la gripe aviar y la H1N1 contribuyeron a que empezáramos a verle las orejitas al lobo, el Covid-19 ha ido más allá y ha puesto al descubierto los pies de barro del actual modelo de desarrollo, socavando certezas y haciendo saltar las costuras de nuestro tiempo.

Escribimos estas líneas a 8 de mayo, en un momento en el que se comienza a hablar de retorno a la normalidad en España. Pedro Sánchez ha detallado que la nueva normalidad llegará tras cuatro fases. Se trata de cuatro etapas que durarán, en principio y «si todo va bien», dos semanas cada una, por lo que no será hasta finales de junio cuando concluyan. En Francia, las escuelas de infantil y primaria se reabrirán en todo el país el 11 de mayo y a partir de esa fecha ya no será necesario, para salir a la calle, llevar el documento que podía imprimirse o descargarse en el teléfono y rellenar con los motivos de la salida. También las personas mayores o vulnerables podrán desconfinarse.

Cabe preguntarse a qué normalidad queremos volver o qué es lo que entendemos por normalidad, ya que hay cada vez más gente que señala la necesidad de un cambio de modelo, de un cambio sistémico.

Es algo que ya apuntaron hace más de una docena de años Otto Scharmer y su equipo en el MIT de Massachusetts en su Teoría U, una teoría que pone el foco en nuestro modo de hacer las cosas y que pretende cimentar una base para la transformación social. Sus propuestas a nivel global están llamando cada vez más la atención no sólo de empresas e instituciones sino también de gobiernos de todo el mundo.

Scharmer parte del análisis de que esta sociedad no puede generar un mayor bienestar social, económico, ecológico y espiritual sin cambiar el nivel de consciencia desde el que actuamos y sin generar un nuevo liderazgo. Propone que la calidad de los resultados que creamos en cualquier sistema social está en función de la calidad de la consciencia y la atención desde la que los participantes en el sistema operan. La crisis de nuestro tiempo, apuntaban allá por 2007 Scharmer y sus colegas, no es solo la crisis de un líder, un país o un conflicto: la crisis de nuestro tiempo es el colapso y la desaparición de viejas formas de pensar y operar y de estructuras sociales obsoletas. La Teoría U se presenta como una tecnología social de cambio transformador que busca ayudar a los líderes y organizaciones a enfrentar los retos de un mundo cada vez más complejo e impredecible. Huelga decir que todo ello interpela de manera directa al sistema educativo.

Educación para un nuevo tiempo

Los creadores de la Teoría U consideran que la actual crisis viene a refrendar su apuesta, por lo que ultiman ahora el lanzamiento de una nueva iniciativa llamada U. School for Transformation, diseñada como su nombre indica para la transformación social. El enfoque subyacente, algo que llaman cambio de sistemas basados ​​en la conciencia, se basa en la integración práctica de la ciencia, las artes sociales, la conciencia y el profundo cambio social.

Todo ello va en la línea de lo propuesto por el 7º Informe sobre Educación Superior en el Mundo, que aboga por facilitar sinergias entre ciencia, tecnología y humanidades y recomienda estructurar los planes de estudio en torno a estos tres ejes: sostenibilidad, digitalización/cambios tecnológicos y cambios culturales conducentes a superar el paradigma eurocéntrico.

Nos congratula ver que todas estas propuestas se alinean también con el principio cooperativo de transformación social, que apela a la “voluntad de transformación social solidaria con la de otros pueblos, a través de su actuación en un proceso de expansión que colabore con su reconstrucción económica y social y con la edificación de una sociedad vasca más libre, justa y solidaria”.

Dicen que no hay mal que por bien no venga y que hay que hacer de la necesidad virtud.

Vienen tiempos difíciles, pero puede que estemos también ante una oportunidad para plantearnos las cosas en profundidad y evolucionar, como dice la teoría U, de una conciencia egocéntrica a otra ecocéntrica. Esa es la apuesta del grado en Humanidades Digitales Globales que lanzará Mondragon Unibertsitatea el próximo septiembre, un grado que, en la línea del lema Humanity at Work, apuesta por la formación integral de personas que lideren el tránsito hacia un ecosistema social más justo y solidario".

El tiempo
Viernes 18 Min: 18
Max: 30
Sábado 19 Min: 15
Max: 23
Domingo 20 Min: 14
Max: 21
Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Sugerencias

sugerencias