TUlankide MONDRAGON

LABORAL Kutxa publica el Estudio de Confianza de los hogares vascos del tercer trimestre de 2020

08/10/2020

Se afronta el cuarto trimestre del año en un escenario dominado por la “segunda ola” en la expansión del covid-19 y el progresivo deterioro de la actividad económica y del empleo en 2020.
LABORAL Kutxa publica el Estudio de Confianza de los hogares vascos del tercer trimestre de 2020

El impacto de la crisis generada por el Covid-19 ha sumido a la sociedad vasca
en el pesimismo: el índice de Confianza del Consumidor vasco es negativo (-30
puntos) y empeora ligeramente con respecto del segundo trimestre (-24).

Este grado de pesimismo es similar al registrado en la crisis de 2008, siendo dos
escenarios de crisis muy diferentes. La salida de la crisis actual pasa por el
control y remisión de la pandemia, claves en la recuperación de la actividad
económica y del empleo y, en consecuencia, de la confianza de los hogares.

¿Cuál es la opinión de los hogares vascos con respecto de la evolución
socio-económica general en los próximos doce meses?

• Los hogares vascos (-30) y del Estado (-27) son más pesimistas que en el
conjunto de la UE-27 (-16), Alemania (-9), Francia (-12) o Reino Unido (-17).
Estos resultados están en consonancia con lo afectado que está cada país por
el covid-19, tanto en términos de la enfermedad como económicos.

¿Cuáles son los factores que construyen la confianza de los hogares
vascos y su evolución?

• Prevalece la opinión de que la situación va a empeorar: las expectativas sobre
la economía general (-45) y del empleo (-58) están hundidas y han empeorado
con respecto del segundo trimestre (-32 y -44 puntos, respectivamente).

• No obstante, la valoración de la situación del hogar se mantiene: las
expectativas sobre la economía del hogar y de la capacidad de ahorro son
negativas (-15 y -4), pero en menor medida que sobre la economía general
(-45) y del empleo (-58). Y, además, no han empeorado.

• Los datos confirman el deterioro de las expectativas de los hogares: entre
febrero y agosto, el paro registrado aumentó en la CAE en 29.211 personas y
el PIB cayó un 18,5% con respecto de 2020 (segundo trimestre).

¿Cómo afecta la pérdida de confianza en el gasto y la inversión del hogar?

• Los hogares anticipan un escenario de bajo crecimiento en los precios y
mantienen una valoración del momento de compra negativa (-10).

• Pero, aunque ambos indicadores mejoran con respecto del segundo trimestre,
la expectativa de realización de grandes compras sigue siendo negativa (-21)
y se confirma la atonía en la intención de compra de vivienda o de automóvil.

• Los datos confirman la contracción en el consumo y la inversión de los
hogares: entre enero y junio de 2020 se han vendido un 21% menos de
viviendas que en el mismo periodo de 2019; por otra parte, entre enero y
agosto, la venta de vehículos cayó un 7,7%, gracias al repunte registrado
entre julio y agosto (+58%, con respecto del acumulado entre abril y junio).
En síntesis, los hogares vascos afrontan el cuarto trimestre del año en un
escenario dominado por la “segunda ola” en la expansión del covid-19 y el
progresivo deterioro de la actividad económica y del empleo en 2020.

Entre el segundo y tercer trimestre de 2020 los hogares vascos han perdido
la confianza ganada desde 2015. En esta pérdida prevalece la incertidumbre
sobre la evolución de la economía general y del empleo; es por ello que, las
decisiones del hogar van a venir determinadas por la cautela, apostando
por el ahorro (previsor) y aplazando las decisiones de consumo e inversión.

El tiempo
Domingo 25 Min: 9
Max: 17
Lunes 26 Min: 7
Max: 14
Martes 27 Min: 7
Max: 16
Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Sugerencias

sugerencias