TUlankide MONDRAGON

"El Grupo ULMA lo hemos construido personas y así deberá ser también en el futuro"

Lander Diaz de Gereñu, presidente del Grupo ULMA

20/01/2020

Lander Diaz de Gereñu fue elegido por la Asamblea General Ordinaria del Grupo ULMA el pasado 14 de junio como nuevo presidente del Consejo General del Grupo ULMA.
"El Grupo ULMA lo hemos construido personas y así deberá ser también en el futuro"

A pesar de llevar pocos meses en el cargo, Lander nos da su visión sobre algunos temas de actualidad de ULMA.

Lander, todavía pocos meses como Presidente del Grupo ULMA, pero… ¿qué balance general podrías hacer en este tiempo? ¿Lo esperado?
Cuando uno accede a un cargo como éste es difícil hacerse a la idea de lo que supone. Mi experiencia durante los últimos cuatro años como presidente de uno de los Negocios de mayor tamaño del Grupo ULMA me ha ayudado bastante pero un cambio de estas características siempre supone un salto cualitativo.
Cuando accedes a la presidencia de un Negocio se te abre un mundo que, aun sabiendo que estaba ahí, era desconocido. La visión global que se obtiene de dicho Negocio es absolutamente necesaria para ejercer en el cargo y el tener que estar en diferentes órganos como el Consejo de Dirección, el Consejo Rector y el Consejo Social permite tener contacto directo con las personas que “se pelean” diariamente con los problemas del día a día pero sobre todo con los de más largo plazo.

Acceder a la presidencia del Grupo ULMA ofrece y requiere ese salto cualitativo que se da en el Negocio pero a nivel de Grupo. Esto significa poder tratar directamente con personas que trabajan en otros Negocios y en Departamentos Centrales, así como estar presente en
multitud de órganos y comités donde se tratan temas de nivel grupal que afectan a más de un Negocio.


Desde la responsabilidad de la presidencia del Consejo General del Grupo ULMA y con la visión ya de varios meses en el cargo, ¿Cuáles son a tu juicio los verdaderos retos a los que nos enfrentamos como Grupo?


La sostenibilidad económica es el principal sustento de un proyecto socio-empresarial como el nuestro y eso solo lo pueden dar nuestros Negocios.

Cuando hablamos de Grupo me gustaría poder diferenciar dos ámbitos. Por un lado, están los Negocios como tal. Ellos son la base sobre la que se sustenta el  Grupo ULMA. Por ello, creo que cada Negocio ha de trabajar en las estrategias necesarias para conseguir la máxima rentabilidad. 
Por otro lado, está el ámbito de Grupo en sí. ULMA es un único proyecto socioempresarial. Por lo tanto, debemos ser responsables con nuestro Negocio, pero a la vez corresponsables con nuestro Grupo. Ello implica aprovechar las sinergias que tenemos y minimizar los esfuerzos aprovechando caminos recorridos por otros negocios.
Además de todo esto, el Grupo ULMA tiene unos Valores y unos Principios que son los que nos han ayudado a ser lo que somos hoy en día. Es importante que las nuevas
generaciones que se incorporen a ULMA los tengan presentes y los tomen como propios ya que eso es lo que nos ayudará a mantener la esencia de Grupo y poder seguir adelante.
¿Está respondiendo la reflexión (HAUSNARKETA) que se está llevando a cabo con los gerentes y presidentes de los Negocios a estos retos?
Sin duda alguna. Precisamente esta reflexión partió de la necesidad de poner sobre la mesa conceptos que nos han
parecido evidentes durante los últimos años, pero sobre los que no se ha debatido lo suficiente ni se han puesto por escrito nunca. Temas como el Desarrollo de las Personas, la Gobernanza y el Compromiso Social son claves en nuestro proyecto socioempresarial, pero al igual que cualquier estrategia, si no se gestionan, difícilmente se van a poder desarrollar. Esta reflexión nos ha llevado a sentar las bases de lo que tenemos que seguir construyendo como Grupo, siempre basándonos en lo que somos y hemos sido.

El POGU sigue siendo nuestra referencia institucional como Grupo, tanto socialmente  como empresarialmente, ¿entiende el presidente del Grupo que sigue plenamente vigente?
Cuando se aprobó el POGU allá por el año 1993, había una clara necesidad de tener un documento que unificara las formas de hacer dentro del Grupo ULMA.
Desde entonces, muchas cosas son las que han cambiado en nuestro Negocios y en la sociedad y eso ha hecho que tengamos que realizar modificaciones en dicho documento. Ha habido modificaciones grandes (POGU II en 2001 y POGU III en 2005) y no tan grandes (diversas modificaciones en diferentes artículos en el POGU III). Aun así, en todas las versiones se ha mantenido el espíritu original, que trataba de ser la base sobre la que se construyera el Grupo ULMA.
A día de hoy, el POGU sigue cumpliendo esa labor, aunque no cabe ninguna duda de que debemos seguir trabajando en adaptarlo para poder hacer frente a las nuevas necesidades y retos que se nos pongan delante.


En otro orden de cosas, abordar con garantías de éxito el futuro del Grupo ULMA va a requerir de una potente Cultura Cooperativa de Grupo donde nuestras personas son piezas clave sobre las que construir ese futuro. ¿Qué pasos piensas que habría que dar en esa dirección?
Cuando hablamos del futuro de Grupo ULMA no debemos pensar en rodillos, bridas, carretillas, invernaderos… El Grupo ULMA lo hemos construido personas y así deberá ser también en el futuro. Nuestros Negocios han sido las herramientas que han utilizado esas personas para llevar adelante un proyecto socio-empresarial que ha dado innumerables beneficios a la sociedad. Es por ello que una cultura Cooperativa bien afianzada en nuestras personas es clave para poder seguir adelante y mantenernos como Grupo de forma que podamos gestionar nuestro Negocios (los actuales y los futuros) de la manera más eficiente, pero sin olvidarnos de lo que somos y de dónde venimos.

Es importante crear mecanismos para que esa cultura, esos Valores y esos Principios que nos definen se transmitan a todas las personas que trabajamos en ULMA. No será una labor sencilla y requerirá de la ayuda de cada una/o de nosotras/os. La Cultura Cooperativa no se transmite únicamente de arriba hacia abajo (que también), sino que tiene que transmitirse en todas las direcciones: en las charlas de colaboradores, en los puestos de trabajo, en las áreas de descanso… Mantener y extender esta Cultura Cooperativa dentro de nuestras organizaciones es una labor conjunta de todas las personas que componemos Grupo ULMA.
Por último, ¿Algún mensaje que quieras trasladar al colectivo del Grupo ULMA?
Aun cuando parece que se avecinan tiempos de crisis, algunos Negocios están teniendo buenas rentabilidades y otros están evolucionando de forma positiva. Eso es una gran ayuda para aquellos Negocios que están pasando dificultades o están encontrando piedras en el camino. Ser parte de un Grupo como ULMA es una gran fortaleza que se ha demostrado a lo largo de nuestra historia, ya que ha ayudado a sus Negocios a superar momentos de crisis y dificultades varias. Lo que está claro es que tenemos que ver con orgullo lo que somos y debemos ser conscientes de que la intercooperación es una de nuestras mayores fortalezas a la hora de poder avanzar como Grupo. Sin la ayuda de todas/os no hubiera sido posible llegar hasta donde hemos llegado y así seguiremos avanzando, con la ayuda de todas/os y cada una/o de nosotras/os.

El tiempo
Domingo 23 Min: 3
Max: 22
Lunes 24 Min: 4
Max: 23
Martes 25 Min: 6
Max: 13
Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Sugerencias

sugerencias