Colaboraciones

Los sistemas de prestación definida: una encrucijada entre el deseo y la realidad

03/01/2020

Así se titula el capítulo del libro que han desarrollado Carlos Maza, Secretario General de LagunAro, EPSV, e Idoia Atxa, responsable de control económico, para la Federación de EPSV de Euskadi.

El libro que, al hilo de su 35 aniversario, la Federación de EPSV de Euskadi ha publicado en formato digital tiene como objetivo explicar, de una manera clara y sencilla, qué es la previsión social complementaria.

Para la elaboración del mismo, las principales EPSV de Euskadi asumieron el compromiso de preparar un capítulo del mismo y, en el caso de LagunAro, se han centrado en los sistemas de pensiones de prestación definida, ya que el sistema de pensiones de LagunAro se asemeja a los de prestación definida.

Estos sistemas son considerados, con carácter general, como los más idóneos en el campo de las pensiones, ya que ofrecen habitualmente pensiones óptimas a sus personas beneficiarias. Sin embargo, resultan muy complicados de gestionar, habida cuenta del nivel de riesgos que tienen que asumir las Entidades de cara a asegurar el cumplimiento de las prestaciones comprometidas. Es por ello, que, sin perder su razón de ser y su compromiso con las personas protegidas, estén evolucionando gradualmente hacia modelos más ajustados.

Los sistemas de pensiones: prestación defina vs. aportación definida

Un sistema de pensiones de prestación definida, como el de LagunAro, EPSV, es aquel en el que la cuantía de las prestaciones a percibir por las personas beneficiarias está predeterminada en términos absolutos o relativos en función del salario, antigüedad u otras variables. Así, una vez definida la prestación a percibir, que normalmente tiene carácter vitalicio, las aportaciones se van ajustando, incrementándose o reduciéndose, en función del nivel de cumplimiento de las obligaciones que mantenga la entidad en cada momento de cara a poder atender la prestación definida o garantizada.

Dicho de otra manera, se trata de sistemas en los que se define la prestación a percibir por parte de la persona beneficiaria (normalmente trabajadora de una institución o empresa) y en los que recae en la institución o empresa aportante el tener que abonar las cuotas necesarias para cumplir el compromiso asumido con la persona trabajadora.

Estos modelos de pensiones contrastan con los de aportación definida, que son los más generalizados y en los que las partes intervinientes definen la contribución que realizarán. En estos casos, la cuantía de la pensión dependerá de las cuotas aportadas y de los rendimientos que se obtengan de la inversión del fondo patrimonial acumulado.

Riesgos implícitos de los sistemas de prestación definida

En concreto, los riesgos más significativos de los sistemas de prestación definida son los de longevidad, inflación y rentabilidad.

  • Riesgo de longevidad: las personas cada vez viven más años, lo cual, en sí mismo, es una buena noticia. En todo caso, el incremento de la esperanza de vida, que es un fenómeno que viene produciéndose de manera continuada en las últimas décadas, genera tensiones en los sistemas de prestación definida, ya que en la mayoría de los casos ofrecen prestaciones de carácter vitalicio.
  • Riesgo de inflación: el segundo de los riesgos asociados a este tipo de sistemas de pensiones es el de inflación y tiene que ver con el hecho de que en la mayoría de estos sistemas, una vez causada la prestación, ésta suele evolucionar año a año en función de la inflación.
  • Riesgo de rentabilidad: los sistemas de pensiones privados se financian a través de un sistema de capitalización. En estos casos, tanto si son sistemas de prestación definida como si son de aportación definida, las fuentes de ingresos existentes se ciñen a las aportaciones o cuotas abonadas y a los rendimientos que se obtienen en los mercados financieros de la inversión del patrimonio de las Entidades (Fondo Patrimonial). En consecuencia, la gestión de la inversión de su patrimonio resulta clave y esencial.

La prolongación en el tiempo del actual escenario de tipos de interés bajos, conlleva a que exista una mayor sensibilidad por la sostenibilidad y solvencia futura de los sistemas de pensiones.

Evolución de los sistemas de prestación definida

Habida cuenta de los riesgos señalados en el apartado anterior, en la mayoría de los casos los sistemas de prestación definida, manteniendo la esencia, filosofía y compromiso con el colectivo protegido, estén evolucionando, dentro de sus capacidades, hacia modelos más posibilistas y ajustados al nuevo contexto y la realidad actual.

El tiempo
Martes 25 Min: 7
Max: 14
Miércoles 26 Min: 6
Max: 11
Jueves 27 Min: 6
Max: 19
Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Sugerencias

sugerencias