2017-10-19T05:31:30+02:00

Herramientas Personales

TUlankide MONDRAGON

Laboral Kutxa obtiene un beneficio después de impuestos de 111 millones en 2016

22/02/2017

Laboral Kutxa se sitúa entre las entidades con mayor solvencia del sistema financiero, con una ratio de capital CET1 fully loaded del 17,46%.
Laboral Kutxa obtiene un beneficio después de impuestos de 111 millones en 2016

El ejercicio 2016 ha vuelto a estar caracterizado por un entorno de tipos extremadamente bajos y continuos cambios regulatorios, con las consiguientes dificultades para el sostenimiento de los niveles de rentabilidad en el sector.

En este contexto de máxima exigencia, Laboral Kutxa ha cerrado el ejercicio 2016 con un beneficio consolidado después de impuestos de 111,3 millones de euros, que supone un ROE del 7,20%, uno de los más elevados del sector en la actual coyuntura.

Siguiendo con la tónica de los últimos años, la cooperativa de crédito ha continuado fortaleciendo su balance y presenta a cierre del pasado ejercicio uno de los más altos niveles de solvencia del sector. Concretamente, la ratio CET1 fully loaded asciende al 17,46%. También ha continuado mejorando su ya holgada situación de liquidez que, medida en términos de LTD (loan to deposits) asciende al 83%. Por otro lado, prosigue con la continua mejora de la calidad de su cartera crediticia, merced a la reducción en un 23,8% de sus activos dudosos y el consiguiente descenso del índice de morosidad hasta situarse en el 5,82%, muy por debajo de la media del sector.

Respecto a la evolución del negocio bancario, los recursos intermediados por Laboral Kutxa a 31 de diciembre ascendieron a 19.619 millones de euros, con un incremento acumulado del 4,62%. Por su parte, la inversión crediticia alcanzó a cierre de año un saldo total de 13.433 millones de euros.

Las formalizaciones de préstamos hipotecarios han aumentado un 24% respecto a 2015, los préstamos personales un 11,2% y los préstamos con destino a empresas, autónomos y negocios un 10%. Con todo, el volumen de la financiación nueva todavía no logra superar el importe de las amortizaciones, si bien la entidad se ha comportado mejor que su competencia en este apartado, ya que las importantes alzas en las formalizaciones del ejercicio sí han contenido en gran medida la merma de saldos (-1,5% de descenso, frente a una caída del 4,6% en el conjunto de las entidades).

Cuenta de Resultados

Los márgenes han continuado afectados por una curva de tipos de interés que apenas se aleja del 0%. La cuenta de resultados presenta un margen de intereses que se sitúa en 271 millones de euros. Una vez sumadas las comisiones, dividendos y otras operaciones financieras, el margen bruto suma 416 millones de euros.

Laboral Kutxa ha podido compensar la caída de márgenes con un exigente control de los costes, que se reducen 3,1 millones de euros, lo que supone una rebaja del 1,3% sobre los gastos de 2015 y, sobre todo, con una notable mejora en la calidad de los créditos, lo que se refleja en la menor necesidad de nuevas coberturas para deterioros e insolvencias, que suponen 33,3 millones de euros, sin alterar los habituales criterios de prudencia de la cooperativa. Como consecuencia de todo ello, los resultados consolidados de Laboral Kutxa antes de impuestos alcanzan la cifra de 124,8 millones, situándose en 111,3 millones de euros después de impuestos y previo a la dotación a los fondos de la obra social.

Solvencia y nuevos requerimientos de capital

En términos de solvencia, las ratios de capital de Laboral Kutxa elevan a la entidad a las primeras posiciones del sistema financiero. Así, la relación de los recursos propios de primer nivel de la cooperativa con respecto a sus activos ponderados por riesgo reflejan una ratio Common Equity Tier1 (CET1) del 16,55% phased in y del 17,46% en su versión fully loaded, que implica el cálculo con la plena implantación de las definiciones de Basilea III en 2019. Por su parte, la ratio de solvencia total cerraba el año en un destacado 16,91%.

Los datos de solvencia cobran especial significado si se tiene en cuenta el reciente proceso de revisión y evaluación de exigencias de capital del sistema financiero. Los requerimientos asignados para Laboral Kutxa establecen unas ratios mínimas del 7,38% para el cálculo de Common Equity Tier 1 (CET1) phased in, y del 10,88% para la medida de solvencia total.

Las amplias diferencias positivas entre las exigencias de capital marcadas por el organismo supervisor y los datos reales de solvencia que muestra el balance confieren a la entidad una situación de liderazgo en este apartado.

Liquidez

LABORAL Kutxa ha visto fortalecida su estructura de financiación en el transcurso de los 12 meses del año. La ratio Loan to Deposit (LTD), que relaciona los depósitos y los créditos de la entidad, se situaba a cierre de diciembre en el 83,3%, lo que implica un importante remanente o gap de liquidez positivo para afrontar con comodidad la actividad bancaria. Asimismo, la ratio de liquidez a corto plazo, LCR, alcanza el 356,3%, cuando el nivel de referencia se sitúa en el 100%. 

Baja morosidad y alta cobertura

La relación entre el saldo de las operaciones calificadas como dudosas y el importe bruto de los créditos y garantías concedidas que figuran en la cartera de la entidad reflejan una tasa de mora del 5,82%, dato inferior en 158 puntos básicos a la propia morosidad de 2015 (7,40%) y en 345 puntos básicos a la morosidad del conjunto del sector financiero (9,27%, según el dato de noviembre de 2016).

Buena evolución del Ahorro

Los recursos gestionados por Laboral Kutxa han ascendido a 19.619 millones de euros, 867 millones más que a cierre de 2015, lo que supone un incremento del 4,6%. Dentro del balance, destaca el crecimiento de las cuentas operativas y de ahorro, que han aumentado 1.588 millones de euros durante el ejercicio.

Respecto a la evolución de los recursos fuera del balance, el volumen registrado por los fondos de inversión ha subido un 3,6% en los 12 meses de 2016. Las aportaciones a los planes de previsión y pensiones, por su parte, han experimentado un crecimiento importante (incremento de un 6,2% sobre 2015), consecuencia del aumento de los clientes activos. En esta evolución positiva ha jugado un papel fundamental la nueva gama de planes denominados “planes de ciclo de vida”, que a un año de su lanzamiento han logrado aglutinar el 20% de las aportaciones totales.

En 2016 han crecido los clientes domésticos vinculados a Laboral Kutxa, tanto por ahorro como aquellos que cuentan con la nómina, que suman un 2,3% más.

 

La inversión de familias y empresas

Las formalizaciones de nuevos préstamos en LABORAL Kutxa han experimentado un repunte notable, donde destacan las formalizaciones registradas en el apartado de préstamos hipotecarios, con un 24% de incremento con respecto al pasado ejercicio.

En el ámbito de consumo, el volumen de los préstamos personales concedidos en el año supera en un 11% las cifras del ejercicio precedente. En este capítulo, el producto preconcedido DISPON, con prácticamente 20.000 préstamos formalizados y un incremento del 21% en el importe total formalizado, alcanza ya el 47% del total de los préstamos personales concedidos.

Como muestra del cambio de los hábitos de los clientes, cabe apuntar el dato de que la mayor parte del negocio de préstamos al consumo se ha materializado a distancia: el 57% de las operaciones de este tipo realizadas por los clientes de LABORAL Kutxa se han realizado a través de los cajeros, CLnet, el móvil o Telebanka.

En el ámbito empresarial, el importe formalizado en préstamos y créditos en 2016 presenta un incremento del 10% con respecto al ejercicio pasado. Es importante señalar que no solo se ha crecido en el volumen formalizado, sino también en el número de empresas a las que se les ha concedido nueva financiación, que han sido un 4% más que en 2015.

Considerando todas las figuras de financiación, más de 40.000 autónomos y empresas se han beneficiado de las soluciones que LABORAL Kutxa propone a sus empresas clientes.

También cabe destacar el acuerdo de garantías InnovFin firmado entre LABORAL Kutxa y el Fondo Europeo de Inversiones (EIF) en octubre de 2016, que pone a disposición de las empresas innovadoras una línea de 100 millones de euros. Esta iniciativa cuenta con el apoyo del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (EFSI), el principal motor del Plan de Inversiones para Europa. Los destinatarios son empresas de hasta 499 empleados y la garantía se articula a través de préstamos, cuentas de crédito o leasing, por importes de hasta 7,5 millones de euros, sin necesidad de garantías adicionales y con plazos de devolución de hasta 10 años.

Además, a lo largo del año pasado más de 1.500 autónomos y negocios con facturación anual inferior a los 2 millones de euros, se han beneficiado de la financiación sin avales de la mayor línea europea de garantías para microcréditos. Se trata de la línea firmada en octubre de 2015 entre Laboral Kutxa y el Fondo Europeo de Inversiones, en el marco del Programa Europeo para el Empleo y la innovación Social, denominado EaSI.

En conjunto, el ritmo de desendeudamiento de las familias y empresas todavía no se ha visto compensado con las nuevas concesiones de crédito. La inversión crediticia registrada a 31 de diciembre suma 13.433 millones de euros, lo que supone un leve descenso del 1,5% sobre el dato del año anterior, porcentaje que mejora la evolución general del sector financiero, que a cierre de noviembre registraba un descenso del 4,56% en los saldos de créditos.

El negocio de seguros

El negocio de seguros ha aportado en el año 2016 unos resultados de 31,8 millones de euros, lo que supone un aumento del 4,3% sobre el año 2015. La cifra conseguida cobra mayor relevancia en un ejercicio muy marcado por el repunte de la siniestralidad debido, principalmente, a la mejora de la actividad económica y también por el aumento de los costes originados por el cambio del baremo.

El buen resultado se ha apoyado sobre todo en los incrementos alcanzados por las primas totales gestionadas en productos como automóvil (+5,9 %) y hogar (+5,3 %), y en una ratio de renovación de cartera en continuo crecimiento, imagen de la fidelidad de los clientes. Así, según la encuesta anual realizada a los clientes que han sufrido algún siniestro en 2016, el índice de satisfacción de los mismos con respecto a la gestión de su siniestro ha sido de un 8,44 % sobre diez.

Refrendo externo

La fortaleza de Laboral Kutxa ha sido ratificada en 2016 por las agencias de rating internacionales que han examinado la situación de la entidad. La agencia Standard & Poor’s asignó un rating BBB- a largo plazo para la cooperativa de crédito vasca, calificación revisada recientemente al alza con perspectiva positiva. En el análisis destaca “la gran calidad del capital” y augura que la entidad conservará sus fortalezas, merced a un perfil de riesgo adecuado y unos activos “mejores que la media”.

La agencia Fitch, por su parte, también distinguió a Laboral Kutxa con la mayor calificación posible para entidades financieras que operan exclusivamente en el ámbito estatal. Laboral Kutxa refrenda así su posición como la entidad de crédito vasca más solvente, merced a una adecuada política de riesgos, un alto nivel de capitalización y una holgada posición de liquidez.

 

Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Promociones para socios

fagor-promo

Sugerencias

sugerencias