2017-08-20T21:16:12+02:00

Herramientas Personales

TUlankide MONDRAGON

Iñigo Ucín: “Valores cooperativos y rentabilidad serán las claves del futuro de MONDRAGON”

21/10/2016

Hemos charlado con el presidente del Consejo General, que ha estrenado su cargo al frente de MONDRAGON. Con la hoja de ruta ya definida, pone el acento en dos aspectos de cara al futuro: la necesidad de impulsar la vivencia de los valores cooperativos y la apuesta por los proyectos empresariales rentables.
Iñigo Ucín: “Valores  cooperativos y rentabilidad serán las claves del futuro de MONDRAGON”
Proyectos viables: “La necesidad de una rentabilidad y autofinanciación sostenibles en el tiempo son vitales”.

Desde el pasado 1 de agosto eres el nuevo presidente de MONDRAGON. ¿Con qué actitud te enfrentas a este nuevo reto profesional?
Con mucho ánimo y ganas de trabajar. Evidentemente, el reto profesional está ahí. Sin ser del todo desconocido, sí que es un rol más público y expuesto a los medios y menos vinculado al negocio, ya sabes, producto, mercado, competidores,…  También el colectivo de personas tiene otra dimensión y diversidad y echaré en falta la cercanía que daba la situación anterior a la que he estado acostumbrado. No obstante, siempre he creído en el cooperativismo y en el proyecto de las cooperativas de Mondragón, lo que me anima más.

¿Cuáles han sido tus primeras sensaciones tras tu llegada al cargo?
Tras unas buenas vacaciones y aunque a veces parezca que quedan ya muy lejos, el retorno no ha sido duro. Ya estamos trabajando los diversos temas derivados del Congreso y trataremos de trasladar las propuestas aprobadas a la realidad del conjunto de las cooperativas, siempre respetando la voluntad de las mismas.

En cuanto a las personas, tanto en el personal del centro corporativo como a nivel de vicepresidentes, he visto gente con ganas de hacer cosas, con ilusión por convertir ese “MONDRAGON del Futuro” en la realidad que todos deseamos.

Orgullo de pertenencia: “Podemos decir, y defenderlo con orgullo, que “yo soy de tal cooperativa y mi cooperativa está en MONDRAGON”

Se inicia una nueva etapa para MONDRAGON ¿no es así? ¿Cuáles serán en tu opinión las claves para el nuevo ciclo?
Sin duda, es una nueva etapa, y por supuesto que no lo digo por el cambio en la presidencia. Todo este proceso de reflexión llevado a cabo en un contexto externo lleno de incertidumbre y en un ambiente interno necesitado de cambios que había que consensuar, han requerido de un gran esfuerzo. Creo que hay mucha gente que ha trabajado duro y bien, y aun no siendo el único, me gustaría resaltar la figura de Javier Sotil, cuya labor ha sido clave en este proceso.

Pero volviendo a la pregunta de las claves, estas no pueden ser otras que las aprobadas en el Congreso. Particularmente, me gustaría resaltar la vivencia de los valores y en especial la palabra “vivencia”, que seguro nos llevará a más cooperativismo. Por otro lado, la necesidad de una rentabilidad y autofinanciación sostenibles en el tiempo también son vitales.

Financiación: “Lo que hace falta es tener proyectos en los que merezca la pena arriesgar. En esa búsqueda es en la que todos tenemos que hacer un gran esfuerzo”

MONDRAGON del futuro

De cara al futuro, uno de los temas que preocupan es la búsqueda de financiación para proyectos empresariales. ¿Existen alternativas reales?
Ya estamos trabajando en este sentido y crearemos instrumentos apalancados con terceros para nuevos proyectos empresariales. Además, estarán los nuevos instrumentos financieros de intercooperación, y la insustituible generación de autofinanciación por parte de las cooperativas, para lo que hace falta ser rentables y la financiación de terceros con una mayor diversificación. Pero sobre todo, lo que hace falta es tener proyectos en los que merezca la pena arriesgar. En esa búsqueda es en la que todos tenemos que hacer un gran esfuerzo.

Otro aspecto en el que se ha puesto mucho el acento es la “Vivencia de valores”. ¿Necesitamos evolucionar?
Creo que tenemos que evolucionar en los productos y servicios ofrecidos, en los modelos de negocio, en los países y sectores donde vendemos, en la tecnología, en el conocimiento de nuestras personas y en la mejora de la organización. Nuestros valores, sin embargo, están enunciados hace mucho tiempo y de lo que se trata es de ponerlos en práctica en nuestros comportamientos diarios y que se conviertan en nuestra forma de actuar. Si somos capaces de hacer el ejercicio de coherencia que supone cumplir con lo que tenemos definido, se habrá producido una evolución importante.

¿Cómo se hará la transición al nuevo esquema organizativo aprobado en el Congreso?

Valores: “Nuestros valores están enunciados hace mucho tiempo y de lo que se trata es de ponerlos en práctica en nuestros comportamientos diarios”.

Sin forzar nada. Ayudaremos a las cooperativas en el caminar hacia el nuevo modelo organizativo que, creo conveniente remarcar, no es algo invariable. El escenario actual es muy cambiante, por lo que el modelo se deberá de adecuar a las nuevas circunstancias, buscando lo mejor para el conjunto y por supuesto contando con la voluntad de las cooperativas que, no lo olvidemos, son las protagonistas.

¿Prevés la incorporación de nuevas cooperativas al grupo en los próximos años?
No tengo duda de que sí. La historia demuestra que es mejor estar en un grupo y no sólo por si una empresa tiene dificultades. Se pueden hacer más cosas de manera conjunta que separada y no sólo desde el punto de vista del negocio, también desde el lado de la solidaridad y la transformación social. Por ello creo que deberemos de contemplar este escenario en el próximo futuro.

¿Cuál va a ser tu impronta personal? ¿En qué aspectos quieres incidir especialmente?
El recientemente celebrado Congreso marca claramente el rumbo a seguir y el mandato que he recibido coincide con lo aprobado en el mismo. Además de lo ya comentado, me gustaría destacar dos aspectos, uno hacia dentro y otro hacia afuera.

Intercooperación: “Se pueden hacer más cosas de manera conjunta que separada y no sólo desde el punto de vista del negocio, también desde el lado de la solidaridad y la transformación social.

Hacia dentro de la Corporación, la intercooperación. Creo que el nivel actual tiene potencial de mejora y colaborando más entre las cooperativas y también con empresas del exterior, podríamos mejorar en las compras, en el desarrollo de nuevos productos, en la aproximación al mercado, en la captación y formación de las personas y un largo etcétera. Todo ello tiene una incidencia directa en la rentabilidad y sostenibilidad de los negocios y en el mantenimiento y creación de empleo cooperativo y de calidad que a su vez permita la mejora del entorno que este país tanto necesita. No se trata sólo si mi cooperativa gana con ello, basta con que pueda ayudar a otra cooperativa, lo deberíamos de hacer. Deberíamos de ser más activos y no sólo ser solidarios cuando la cooperativa está en dificultades. Entonces nos cuesta mucho dinero y puede ser una situación irreversible. Por lo tanto, quiero aprovechar esta ocasión para pedir la máxima colaboración a los decisores de las cooperativas para fomentar la intercooperación.

Hacia fuera de la Corporación, creo que debemos de mejorar la comunicación hacia la sociedad. Los últimos años han sido especiales en muchos sentidos y posiblemente el grupo no ha sido tratado en consonancia con lo que supone y hace por este país. Y en ese sentido, creo que debemos de transmitir lo que somos, lo que hacemos y lo que queremos hacer, sin arrogancia, pero con la responsabilidad que comporta nuestra aportación al país.

¿Algo más que destacar?
Debemos de elevar el orgullo de pertenencia en nuestras personas. Tendremos nuestros defectos, pero el conjunto de las cooperativas de MONDRAGON, muy arraigadas en nuestro país, compite en los mercados internacionales, genera empleo y riqueza y la reparte de una manera equitativa. Por tanto, podemos decir, y defenderlo con orgullo, que “yo soy de tal cooperativa y mi cooperativa está en MONDRAGON”.

Panorama difícil, pero gran confianza

Grupo y sociedad: “Debemos de mejorar la comunicación hacia la sociedad. Los últimos años han sido especiales en muchos sentidos y posiblemente el grupo no ha sido tratado en consonancia con lo que supone y hace por este país”

¿Qué evolución está teniendo el año 2016?

Tras un buen año, el 2015, podemos decir que 2016 va bien también, pero todavía queda “partido por jugar”. El escenario económico mundial está plagado de incertidumbres, pero el conjunto de MONDRAGON se defiende bien

¿Cómo te imaginas el grupo en 2020?

Hemos comentado antes la situación de incertidumbre general en la que nos estamos moviendo y me temo que esta situación va a durar. No obstante, confío en que seremos capaces de mejorar el posicionamiento de nuestros negocios. Euskadi necesita reducir drásticamente el nivel de desempleo y mejorar la situación y expectativas de futuro de todos en general y de los jóvenes en especial y me gustaría que MONDRAGON pudiese hacer una aportación importante en este sentido.

¿Algo más que añadir?

Debemos de elevar el orgullo de pertenencia en nuestras personas. Tendremos nuestros defectos, pero el conjunto de las cooperativas del grupo compite en los mercados internacionales, genera empleo y riqueza que reparten de una manera equitativa y están arraigadas en nuestro país. Debemos de decir “yo soy de tal cooperativa y mi cooperativa está en MONDRAGON” y defenderlo con orgullo.

  

 

Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Promociones para socios

fagor-promo

Sugerencias

sugerencias