2017-12-11T01:25:33+01:00

Tresna pertsonalak

Kolaborazioak

Demand Driven MRP: Cómo aumentar el nivel de servicio al mismo tiempo que reducimos stocks

2013/04/09

La globalización mundial es un hecho conocido cuyas consecuencias son notorias y fácilmente perceptibles. Así, decisiones tomadas en un determinado lugar impactan con inusitada rapidez en otras zonas, sin que la distancia que las separa sea un factor relevante para ello. De igual manera, las exigencias de este mercado global son cada vez mayores, motivando que las ventas estén experimentando una creciente dificultad, lo que a su vez requiere cada vez mayores niveles de flexibilidad para poder dar respuesta a la demanda existente.

Precisamente, hoy en día uno de los factores principales que caracterizan la demanda es el ascenso de la incertidumbre que en los últimos años ha registrado el mercado. Esta progresión ha crecido hasta unos niveles de variabilidad sin precedentes, hasta el punto de que los modelos basados en previsiones de la demanda resultan inservibles, sin que se haya dado con una alternativa equiparable. Por otro lado, la actual crisis financiera ha elevado de manera notable la dificultad para lograr financiación. Este problema implica una dificultad adicional que complica aún más si cabe el margen de actuación de las organizaciones. Por ejemplo, niveles de inventario que en otras épocas eran considerados como razonables resultan ahora difíciles de soportar, lo que a su vez puede conllevar un empeoramiento del nivel de servicio como resultado de la obligada reducción del volumen de material almacenado.

La financiación externa ha sido históricamente la vía a través de la cual se ha tratado de mantener la actividad de las organizaciones, pero en la actual coyuntura las posibilidades de seguir utilizándola son muy remotas. Esto hace que en muchos casos la única opción que queda sea recurrir a la financiación propia, y en este escenario la reducción de la inversión en inventario es la clave. Por lo tanto, la pregunta es: ¿cómo se puede reducir la inversión en inventario? Sin embargo, incluso en el caso de contar con eventuales alternativas para ello, no es suficiente. Es necesario, además, que dicha disminución de inventario tenga lugar sin que ello conlleve un perjuicio para el nivel de servicio.

Como se deduce de lo anterior, muchas organizaciones se hallan en una encrucijada, una situación para la que no ven una salida. En este contexto, emerge un planteamiento alternativo: el conocido como Demand Driven MRP (DDMRP). A continuación se muestra algunos fragmentos del artículo que en abril de 2011 publicó el Demand Driven Institute con objeto de difundir los fundamentos del DDMRP.

colaboracion

Las cadenas de suministro del S.XXI requieren nuevas reglas y herramientas alineadas con la demanda.

Mundialmente, las cadenas de suministros cada vez son más complejas. Las empresas se encuentran con problemas debido a la creciente dificultad para planear y gestionar las redes de distribución y producción.

 

¿Qué es lo que realmente yace en el núcleo de las cadenas de suministro?

En producción y cadenas de suministro, la ley universal es: “Todos los beneficios estarán directamente relacionados a la velocidad de flujo de materiales e información relevantes”.

De cara a mejorar el flujo y lograr una mayor agilidad en toda la cadena de suministro, debemos reexaminar seriamente los sistemas convencionales de planificación y gestión de materiales. Esto no sólo significa acelerar las anticuadas reglas y herramientas de las que ya disponemos, sino llevar a cabo un cambio de fundamentos en la forma que las empresas tienen de gestionar sus cadenas de suministro.

Hoy en día, casi todas las medianas y grandes empresas de producción usan tácticas y herramientas MRP que no les están permitiendo ser ágiles. ¡No importa cuánto dinero gasten en su ERP, sus sistema de planificación están anticuados y sus fundamentos inservibles!

Debido a la creciente complejidad del panorama de producción y suministro a nivel mundial, las señales emitidas para el aprovisionamiento que recorren la cadena se van distorsionando a medida que se alejan de su punto de origen para estar más y más desalineadas con la demanda actual. Esto se conoce como el efecto látigo. Este término no es nuevo y, sin embargo, su importancia e impacto negativo está alcanzando niveles no conocidos hasta ahora. El efecto látigo acaba con el flujo y la agilidad en las cadenas de suministro.

¿Por qué existe el efecto látigo? Las reglas y herramientas de planificación tradicionales (incluida la generación de pedidos basados en previsiones de demanda) utilizadas por la mayor parte de productores y distribuidores no se ajustan al mundo incierto y variable en que vivimos. Esas reglas fueron cimentadas en la filosofía “push and promote” amparada en las medidas de eficiencia en producción y unos mercados más tolerantes con las roturas de stock y los lead times largos.

 

El ‘Nuevo Escenario’

El siglo XXI resulta ser una época de gran incertidumbre. Los clientes demandan lead times más cortos, mayor variedad de producto e incluso una personalización de los mismo. Los departamentos financieros exigen una reducción de inventario. Las cadenas de suministro se han ampliado, siendo más complicadas de gestionar y más propensas a sufrir incumplimientos de los compromisos comerciales adquiridos. La consecuencia de estos factores es que las empresas encuentran ahora más dificultades que nunca en entornos de planificación y distribución. Este panorama no es temporal, sino que ha venido para quedarse.

 

Las consecuencias de no cambiar

Este gran problema ha empujado a las empresas a tratar de adaptar los sistemas convencionales al panorama actual con unos resultados inaceptables. En noviembre de 2009, Aberdeen Group publicó una encuesta en la que un 71% de los usuarios de ERP estaban usando HOJAS DE CÁLCULO para gestionar información de ventas en vez de utilizar el módulo de planificación de su ERP. Estas reglas y herramientas anticuadas y los sistemas desarrollados ad-hoc dan lugar a tres síntomas que resultan un costoso lastre en el entorno actual:

Inventario excesivo. El síntoma principal es tener mucho más inventario del necesario y, a la vez, muy poco de lo necesario. Esta situación se plasma en el siguiente gráfico:

Niveles de servicio inaceptables. Se traduce en una pérdida de ventas o envíos incompletos en la fecha de entrega.

Costes extra por urgencias. A menudo, este factor se subestima o no se considera. Engloba todo el esfuerzo y dinero adicional que se emplea para sobrevenir las roturas de stock y poder cumplir los niveles de servicio y los objetivos.

 

¿Cuál es el camino a seguir?

Los problemas no van a desaparecer. Los grandes proveedores de ERP están centrados en la infraestructura, pero no en el desarrollo de las aplicaciones de negocio. Es más, la envergadura técnica del problema, unido al camino que sigue la solución, reduce a un grupo muy limitado el número de personas con la experiencia y conocimiento suficiente para redefinir las reglas y crear las herramientas adecuadas.

“Las herramientas estándar de los ERP son demasiado genéricas para afrontar la complejidad que supone gestionar la demanda debido a la complejidad de la lista de materiales, la participación de agentes internos y externos a la organización, las opciones de configuración y las complicaciones relacionadas con procesos externalizados.”

DDMRP es una probada metodología multi-nivel de planificación y ejecución de la demanda y el suministro. Se considera multi-nivel puesto que se aplica en los múltiples escalones (incluyendo la lista de materiales) de la cadena de suministro para proveer a la planificación y ejecución de visibilidad integrada desde el principio hasta el fin de los procesos en la cadena de suministro. DDMRP surgió con el objetivo de mitigar los efectos de la variabilidad y volatilidad en las operaciones de producción y en la cadena de suministro y para fomentar la visibilidad y velocidad.

Las empresas pioneras en implantar DDMRP están logrando resultados muy interesantes: reducen drásticamente los niveles de stock, aumentan el nivel de servicio hasta el 100%, reducen los costes asociados a las urgencias.

 

Como se puede deducir de la lectura de este artículo, el trasfondo del DDMRP es de gran calado. Sus implicaciones sobre la organización son de gran trascendencia, y conllevan decisiones que a su vez requieren comprender los fundamentos que subyacen. Todo el desarrollo correspondiente se recoge en el libro Orlicky’s Material Requirements Planning, Third Edition (Ptak, C. & Smith, C.; McGraw-Hill, 2011) , donde se revelan las bases para migrar, conceptualmente y en la práctica, MRP y DRP desde el mundo “Push and Promote” hacia el mundo “Position and Pull”.


Bideoak


+ Bideo gehiago

Papereko edizioa
Jarraitu twitterren
LagunAro

Iradokizunak

iradokizunak