2017-12-15T07:22:25+01:00

Tresna pertsonalak

Kolaborazioak

Beharrezkoa da Kudeaketarako Eredu Korporatiboa? Zertarako balio du?

2011/07/12

(Gaztelaniaz) Desde el año 1996 contamos con un Modelo de Gestión Corporativo, que hemos ido actualizando en sucesivas revisiones, incorporando las buenas prácticas de su aplicación por parte de las cooperativas. En el presente artículo pretendemos cuestionarnos su necesidad y el valor añadido que nos aporta.

¿Qué es un Modelo de Gestión?

En primer lugar conviene acotar el término, para evitar malentendidos acerca de lo que cada uno de nosotros entendemos por Modelo de Gestión. Lo intentaremos a través de la explicación de la siguiente Figura:

¿Es realmente necesario un Modelo de Gestión Corporativo? ¿Y para qué sirve?

La mayoría de las organizaciones empresariales explicitan los rasgos más característicos de su cultura a través de manifiestos como la Misión, la Visión y los Valores. Suelen ser documentos no muy extensos, de carácter orientativo, que ayudan a tomar decisiones estratégicas, pero resultan muy poco útiles para el desarrollo del trabajo cotidiano. Para esta finalidad, casi todas las empresas cuentan con abundante documentación que regula el modo operatorio a través de diferentes Herramientas: Procedimientos, Instrucciones, Pautas, etc. Cuando ese conjunto de Herramientas se pone al servicio de una Política y/o de un Objetivo concreto hablamos ya de Sistemas (de Calidad, de Prevención de Riesgos Laborales, de Gestión Mediambiental…).

El Modelo de Gestión es el conjunto de las Políticas y Sistemas establecidos por la organización para llevar a la práctica su Filosofía Inspiradora.

Todas las organizaciones tienen un Modelo de Gestión, ya que todas cuentan con políticas de actuación particulares. Sin embargo, no es frecuente que expliciten estas políticas en un único documento. Lo habitual es que que hagan declaraciones de adhesión a otros Modelos más o menos estandarizados o de uso generalizado como pueden ser EFQM, Malcom Baldrige, o Deming.

Tener un Modelo de Gestión explicitado como referencia,  ayuda a no perderse en las partes, pues nos obliga a ordenar los diferentes conceptos y tener una visión global de todos los aspectos a considerar en la gestión empresarial y propiciar un progreso equilibrado en cada uno de ellos.

Evolución del Modelo de Gestión Corporativo de MONDRAGON

Las cooperativas de MONDRAGON, motivadas por una Filosofía inspiradora común, siempre han tenido una forma particular de desarrollar su actividad empresarial. Hasta 1996 ese estilo no estaba explicitado en ningún documento, pero era claramente distinguible para un observador externo y constituía un Modelo de Gestión diferenciado.

Ese año vio la luz un documento denominado Modelo de Gestión Corporativo: traducía al contexto de una empresa cooperativa los conceptos de la Calidad Total emergentes en aquellos momentos lo que impulsó su aplicación por parte de las cooperativas. Si bien contábamos con un Modelo propio utilizábamos el Modelo EFQM para evaluar el progreso en la implantación, lo que nos permitió compararnos con otras organizaciones del entorno u europeas, y de hecho, conseguir un buen número de reconocimientos externos como Q de Plata, Q de Oro, etc.

En 2002 hicimos una revisión del Modelo de Gestión para conseguir un mayor acercamiento al argot y al modo de hacer de una empresa cooperativa, manteniendo el EFQM como herramienta de evaluación. Además, pusimos en marcha una dinámica de identificación, validación y divulgación de Buenas Prácticas que nos permitía garantizar la permanente actualización de nuestro Modelo de Gestión.

Finalmente, en 2007 culminamos un proyecto altamente participativo, cuyo resultado final fue el Modelo de Gestión Corporativo vigente, diseñado específicamente para nuestras cooperativas, y dotado de una herramienta de autoevaluación propia.

Descripción del Modelo de Gestión Corporativo

El esquema principal del Modelo de Gestión Corporativo se recoge en la figura adjunta. Como se puede observar, el Modelo se descompone en 5 Dimensiones identificadas por colores. Los Principios Básicos Cooperativos no tienen un desarrollo específico porque no constituyen una Dimensión, sino un punto de partida.

El centro, el motor del Modelo de Gestión Corporativo, son las Personas. Ellas son las protagonistas, no como elemento pasivo a satisfacer, sino trabajando en equipo, colaborando, es decir en Cooperación. Así es como construyen un Proyecto Compartido y se dotan de una Organización Participativa para ponerlo en práctica.

Este Proyecto se lleva a cabo en un contexto de mercado, con clientes, proveedores, aliados… en el mismo entorno que sus competidores. El propio hecho cooperativo proporciona claras ventajas en la aplicación de los conceptos más avanzados en la gestión, pero es necesario ponerlos en práctica para conseguir ser una Empresa Excelente.

El principal punto de evaluación de la eficacia de la aplicación del Modelo de Gestión son los resultados: no existen empresas excelentes con resultados deficientes. Es fundamental dotarse de un panel de mando adecuado, seleccionando los indicadores relevantes para comprobar que estamos obteniendo buenos Resultados Socioempresariales.

Estas son las Dimensiones de nuestro nuevo Modelo de Gestión Corporativo. Todas actúan en una misma dirección, de un modo coordinado. El diseño circular y dinámico intenta mostrar la interrelación de las diferentes Dimensiones, el dinamismo y el enfoque PDCA.

¿Es realmente necesario un Modelo de Gestión Corporativo? ¿Y para qué sirve?

¿Cómo hemos utilizado el Modelo de Gestión en MONDRAGON?

El enfoque de implantación del Modelo de Gestión Corporativo no es el de contar con una herramienta concreta que detalle la metodología a aplicar, sino más bien el de propiciar la interiorización de sus conceptos, y su aplicación a través de los diferentes sistemas establecidos por cada una de las cooperativas.

Para evaluar el progreso en la implantación contamos con una herramienta corporativa, que aplicada en modo de autoevaluación, permite a cada cooperativa hacerse una "fotografía" de su estado y le facilita identificar las áreas de mejora y establecer el plan de acciones derivado.

Esta autoevaluación se repite, al menos, cada dos años. El Consejo General establece los "aspectos mínimos" a cumplir por todas las empresas de MONDRAGON y efectúa un seguimiento del número de Autoevaluaciones realizadas y del grado de cumplimiento de esos mínimos:

¿Es realmente necesario un Modelo de Gestión Corporativo? ¿Y para qué sirve?

La experiencia nos demuestra que los "aspectos mínimos" han resultado movilizadores y son una herramienta válida para actuar como tractores de la mejora de la gestión de nuestras empresas.

Ventajas de contar con un Modelo de Gestión propio

Las empresas no aplican un Modelo de Gestión por cuestiones éticas o estéticas, sino para conseguir resultados. Las empresas excelentes en la gestión son las que obtienen mejores resultados, incluso en periodos de crisis.

Al igual que nuestros competidores todas las cooperativas desarrollan Estrategias de Negocio con un enfoque producto – mercado. Si no innovamos en ese ámbito, perdemos competitividad. Este es un esfuerzo que inevitablemente tenemos que hacer, pero nuestro hecho diferencial inimitable vendrá por contar con unas Estrategias de Gestión claramente definidas que nos aporten una ventaja competitiva. Para ello necesitamos tener activo otro motor de mejora en nuestros sistemas de gestión.

Necesitamos un marco de referencia que nos oriente en la mejora permanente de la gestión empresarial y en la definición de las Estrategias de Gestión. Hay muchos modelos y metodologías de gestión, pero el Modelo de Gestión Corporativo nos remite a nuestra cultura cooperativa e integra el conocimiento acumulado por nuestras empresas y sus mejores prácticas. Es el mejor espejo en el que mirarnos para identificar las áreas de mejora para el progreso en nuestras Estrategias de Gestión.

La razón fundamental para la aplicación del Modelo de Gestión Corporativo es obtener una ventaja competitiva que ayude a conseguir mejores Resultados Socioempresariales.

Otra razón para su aplicación es la coherencia: el Modelo de Gestión Corporativo está perfectamente alineado con El Sentido de la Experiencia y con la Estrategia de Compromiso e Identidad Cooperativa derivada de la Visión Corporativa que se desarrolla en la Política Socioempresarial que se aprobará en el próximo Congreso.

Además, la aplicación de un mismo Modelo de Gestión en toda la Corporación, nos ayuda a hacer de nuestro estilo de gestión cooperativo un signo de identidad, genera sentimiento de pertenencia, facilita la intercooperación y contribuye a optimizar las sinergias a nivel corporativo.


Bideoak


+ Bideo gehiago

Papereko edizioa
Jarraitu twitterren
LagunAro

Iradokizunak

iradokizunak