2017-08-20T08:01:41+02:00

Herramientas Personales

TUlankide MONDRAGON

Xabier Mutuberria y Miguel Encabo: "Queremos seguir con más innovación, más mestizaje, más complejidad, más riesgos y mayor dimensión"

02/02/2012

En febrero de 2011 se inauguraron las obras de la ciudad de innovación Orona IDeO– Innovation City. La primera fase de esta ciudad de la innovación se inaugurará en 2014, en el mismo año en que la empresa cumplirá 50 años. Xabier Mutuberria, director general de Orona, y Miguel Encabo, el director de innovación tecnológica de Orona, nos han hablado del proyecto Orona IDeO y del futuro de la empresa.
Xabier Mutuberria y Miguel Encabo: "Queremos seguir con más innovación, más mestizaje, más complejidad, más riesgos y mayor dimensión"

¿Orona IDeO es un proyecto estratégico para la empresa?

Xabier Mutuberria: Muchos años atrás nos encontramos en una situación también post crisis y delicada, y con un proceso de reflexión abierto y muy compartido, entendíamos que el eje de la innovación era estratégico y clave para el futuro de Orona. Nos encontramos con unos procesos de innovación tanto internos, a nivel de la propia empresa, como externos, con centros de investigación y universidades. Un modelo que nos estaba dando los mejores resultados y ofrecía grandes oportunidades de mejora.

Miguel Encabo: En Orona esa necesidad de innovación estaba identificada y era vital para el futuro. Partíamos de una realidad en la que habíamos desarrollado muchos proyectos en I+D, habíamos colaborado de un modo tradicional, pero lo que estábamos haciendo no era suficiente para atender todas nuestras necesidades.

Xabier Mutuberria y Miguel Encabo (Orona)

X.M.: Esa experiencia nos sirvió para aprender e iniciar un ejercicio de cambio profundo, sobre cómo debían ser los procesos de desarrollo e innovación dentro de Orona; no teníamos muy claro cuál sería el resultado final de ese ensayo, pero sabíamos que teníamos que cambiar. En ese contexto y en ese esfuerzo trasladamos esa misma preocupación a Ikerlan; que en aquellos años tampoco estaban entrenados en un modelo distinto y eso les supuso profundos cambios. La relación que buscábamos era distinta, poco definida en aquel momento, pero requería un esfuerzo y una asunción importante de riesgos por parte de todos. Extendimos ese mismo mensaje años más tarde a Mondragon Unibertsitatea y también decidió entrar en este proceso de innovación distinto, estable, de una vigilancia tecnológica compartida.

Esa experiencia fue clave, exitosa, y una de las palancas que ha hecho que Orona esté donde está. Esa innovación en red es la parte más visible y reconocida por parte de la organización, y ha sido la palanca estratégica de futuro. Eso lo hemos hecho trabajando a distancia, en red. Y estamos absolutamente convencidos que si hemos sido capaces de hacerlo en red; si lo hacemos en un mismo espacio físico, sin duda generaremos un mayor mestizaje, generaremos un mayor compromiso, un mayor intercambio de conocimiento que hará que esa palanca de innovación, que ha sido muy potente y clave en el éxito de Orona, sea más importante y esta experiencia cooperativa sea capaz de competir en el contexto mundial.

Inauguración de las obras de Orona IDeO– Innovation City

Esta ciudad de la innovación, Orona IDeO-Innovation City será un espacio abierto para el contexto mundial, siendo los protagonistas iniciales y las palancas, la Fundación Orona con Mondragon Unibertsitatea, IK4-Ikerlan y Orona. Pero también es un espacio abierto para otros centros de innovación, para otros alumnos, para otras universidades, y queremos que ese mestizaje sea un referente internacional que sirva para la captación de talento, y para seguir potenciando la palanca de la innovación.

M.E.: Es un modelo que suma capacidades: de la empresa, de centros de investigación y de la universidad, y hacen un modelo mucho más potente que si trabajamos de forma individual o bilateral. Es un modelo mucho más exigente: exige por parte de la empresa, a nivel de compartir la estrategia más íntima. Ponemos en la mesa lo más importante para el futuro de Orona. Por lo tanto, el nivel de confianza que exige es muy alto. Tratamos de conseguir que las personas asociadas al proyecto se sientan de Orona, que sientan el proyecto como propio.

Al comienzo de las obras de Orona IDeO, Mutuberria hablaba de la refundación Orona. ¿A qué se refiere?

X.M.: La idea, con el 50 aniversario, es hacer entrega de unas instalaciones renovadas e innovadoras, de un compromiso renovado y una mirada al futuro para las generaciones jóvenes. Orona IDeO será también el símbolo. Ese símbolo físico después de 50 años creo que es un hito especial de entrega a las siguientes generaciones, reconociendo a aquellos fundadores que arrancaron con este proyecto. Será una entrega que requiera un compromiso de futuro para que la cooperativa continúe con fuerza en los desafíos que le va a tocar vivir en un contexto mucho más exigente y globalizado.

¿Cómo van las obras de la ciudad de innovación Orona IDeO?

X.M.: Ahora estamos abordando la primera fase de lo que serán 20.000 metros cuadrados. Están previstos dos parkings subterrá- neos. Pensamos construir una solución que sea referente desde el punto de vista arquitectónico y de sostenibilidad. En ese sentido, evitamos esos parkings o cementerios de coches.

La cota cero estará finalizada para finales de febrero, y en ese momento comenzaremos a construir los tres edificios simultáneamente: el edificio Orona Zero, que albergará la Sede Corporativa y Orona eic; la Fundación Orona, donde se ubicará Mondragon Unibertsitatea; y el edificio 3A, donde se ubicará IK4-Ikerlan. Estamos en el proceso de adjudicación del inicio de la siguiente fase, la de estructura y albañilería.

Obras de Orona IDeO– Innovation City

¿Cómo es en estos momentos la situación de Orona?

X.M.: El año pasado hemos vuelto a crecer considerablemente, tanto en nuestro proceso de internacionalización en la actividad exportadora como en el de servicio. Esa evolución ha permitido compensar la bajada brutal del mercado nacional, y además de compensar la bajada, hemos podido crecer algo. Tenemos 4.200 empleados en todo el mundo y en torno a 500 millones de euros en ventas.

¿Cuáles son los principales mercados donde actuáis?

X.M.: En este momento estamos presentes en 99 países. En Europa, fundamentalmente en la vieja Europa, además de ofrecer ac- tividad exportadora, estamos ofreciendo servicio a nivel local.

M.E.: El perfil de Orona en estos momentos está reformándose en el plano internacional y en el de servicio. El negocio lleva un perfil que va más allá de nuestro origen industrial y local. En estos momentos, Orona es una empresa de servicios con una actividad industrial muy competitiva.

En estos momentos de crisis, Orona sigue creciendo.

M.E.: A comienzos de los 90 también tuvimos crisis. La de ahora nos ha sacudido en el mercado español de forma salvaje. No se ha notado en lo global porque hemos sabido diversificar, apostar por la internacionalización y la innovación. Hoy suena muy bien todo, pero no seamos ingenuos, porque esto es gracias en parte a que hace 15 años cuando Orona sufrió muchísimo, aprendimos y asentamos unos elementos de base para llegar hasta aquí. Dicho esto, no tenemos garantizado el éxito para mañana, tenemos que seguir y seguir peleando.

X.M.: El año 2007 dimos un giro estratégico frenando drásticamente el mercado nacional y empezando a potenciar el mercado internacional. Hasta entonces habíamos tenido unas experiencias poco positivas en el ámbito internacional. Pero hoy en día nadie cestiona el camino elegido. La crisis nos ha pillado en un momento en el que frenamos la cesta ibérica, e iniciamos la aventura internacional. De cara al futuro queremos seguir con más innovación, más mestizaje, más complejidad, más riesgos y mayor dimensión.

M.E.: Hay unos elementos clave: anticipación, rigor, empeño, esfuerzo, riesgo... y eso es lo que nos ha traído hasta aquí. No hay varita mágica. Algunas veces solo se ve el brillo, pero hay mucho trabajo por detrás.

 

Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Promociones para socios

fagor-promo

Sugerencias

sugerencias