2017-10-17T19:00:25+02:00

Herramientas Personales

TUlankide MONDRAGON

Txomin García: “Debemos volcar nuestros valores y profesionalidad también en los nuevos canales de la era digital”

25/04/2016

La Asamblea de Laboral Kutxa ha respaldado la gestión y las cuentas anuales de 2015: un beneficio consolidado después de impuestos de 110,3 millones de euros, un nivel de solvencia CET1 del 15,12% y una tasa de morosidad del 7,4%.
Txomin García: “Debemos volcar nuestros valores y profesionalidad también en los nuevos canales de la era digital”

La Asamblea General Ordinaria de Laboral Kutxa ha aprobado las cuentas anuales del ejercicio 2015 junto al resto de los puntos propuestos en el orden del día. Los socios y las socias congregados el viernes en el auditorio principal del Palacio Euskalduna de Bilbao han refrendado la gestión desarrollada durante el ejercicio 2015 por la entidad y también han tenido la oportunidad de conocer los principales elementos que vertebrarán la estrategia de la cooperativa de crédito vasca y su correspondiente despliegue en el Plan de Gestión 2016.

Laboral Kutxa ha situado el nuevo Plan Estratégico (2016-2019) en un entorno financiero sujeto a múltiples incertidumbres

El presidente de Laboral Kutxa, Txomin García, ha mostrado su satisfacción por los resultados obtenidos en el pasado año. Tal y como se comunicó recientemente en nota de prensa, Laboral Kutxa logró un beneficio consolidado después de impuestos de 110,3 millones de euros.

En su alocución a la Asamblea, el presidente ha identificado los principales epígrafes registrados en la Memoria 2015. El nivel de solvencia CET1 (Common Equity Tier 1) a 31 de diciembre se situó en el 15,12% en su versión phased-in, el ratio de liquidez (loans to deposits) se situaba en el 88,2%, y la tasa de morosidad concluyó el año 2015 en el 7,4%, muy por debajo de la media del sector (10,2%).

Respecto a los datos de actividad, Laboral Kutxa ha cerrado un buen ejercicio. Los recursos intermediados han crecido un 3,9% y la inversión crediticia, por su parte, ha comenzado a marcar un cambio de tendencia apoyada en las importantes subidas en las formalizaciones registradas. Así, el número de préstamos hipotecarios firmados durante 2015 creció un 36% respecto al 2014 y las formalizaciones de préstamos al consumo crecieron un 26% sobre el registro de 2014. En el ámbito de empresas, las nuevas formalizaciones mercantiles se elevan un 31%.

De cara al futuro, Laboral Kutxa ha situado el nuevo Plan Estratégico (2016-2019) en un entorno financiero sujeto a múltiples incertidumbres. Las entidades se enfrentan a un escenario donde concurren la gran exigencia regulatoria y un entorno de tipos extremadamente bajos, lo que complicará la generación de resultados y la rentabilidad del negocio financiero.

La cooperativa de crédito ha definido el enfoque estratégico para los próximos cuatro años a través de varios ejes de actuación, que confluyen en tres grandes retos: la necesaria eficiencia, para optimizar estructuras y procesos en un entorno muy exigente; la especialización, para satisfacer e incrementar el aporte de valor a cada segmento de cliente, y la omnicanalidad, para implementar la tecnología al servicio del cliente, y avanzar en una relación más fácil, rápida y cercana.

Plan de Gestión 2016

En su turno de palabra, Julio Gallastegui, director general de la entidad, se ha dirigido al auditorio para apuntar los principales elementos de gestión para el presente ejercicio 2016.
Desde un punto de vista cualitativo, Gallastegui ha señalado que la gestión de Laboral Kutxa en 2016 se centrará en la defensa del margen recurrente, merced a un “adecuado equilibrio entre precios y crecimiento”. Respecto al enfoque, la actividad claramente se va a orientar hacia satisfacer las necesidades de las empresas y las familias, donde destacan los productos de activo para el ámbito mercantil y los préstamos hipotecarios para el ámbito doméstico. La oferta de seguros también constituirá un elemento importante en la estrategia comercial de la entidad financiera, que se define y se distingue en el mercado con una actividad especialista en banca y seguros.

Laboral Kutxa prevé notables avances en la digitalización de sus procesos y nuevos desarrollos innovadores. Todo ello va a requerir de un cambio cultural para integrar las tecnologías en las relaciones con el cliente.

Estrategia OMNICANAL

Como colofón a la asamblea, Txomin García ha tomado de nuevo la palabra para dirigir un mensaje de futuro que ha buscado un equilibrio entre la confianza y la exigencia en relación a los cambios que está afrontando por la transformación digital en la que está inmersa. El presidente se ha mostrado confiado en el futuro; aunque también ha advertido de los riesgos que implica la nueva situación, señalando que “es importante no dejarnos arrastrar por la ola dominante, y mostrar bien quiénes somos, por qué hacemos lo que hacemos, y, sobre todo, cuál es el papel que queremos y podemos desempeñar en el nuevo escenario”.

"Debemos aprovechar la digitalización y desarrollar la omnicanalidad"

Txomin García ha desvelado el futuro rol de la cooperativa como entidad diferente también en la era digital: “debemos aprovechar la digitalización y desarrollar la omnicanalidad, sin duda, pero cimentada en nuestros diferenciales. En este sentido, también ha afirmado que Laboral Kutxa no quiere sustituir su modelo de distribución a través de las oficinas, “que nos aporta y nos distingue”, por lo que la estrategia será “añadir sin restar, y cambiar sin alterar la esencia”.

A juicio de Txomin García, la clave competitiva de la entidad se fundamentará en “volcar nuestros valores, nuestra profesionalidad y nuestra especialización también en los nuevos canales online”.

 

Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Promociones para socios

fagor-promo

Sugerencias

sugerencias