2017-10-23T17:13:54+02:00

Herramientas Personales

TUlankide MONDRAGON

Maier Ferroplast, un proyecto de todos

09/10/2012

Ferroplast inició su actividad en 1965, en Zona Franca Vigo, en el sector de la estampación de acero para fabricación de cerraduras. En 1991 la cooperativa Maier y MGI Coutier adquirían la empresa, introduciendo las primeras prensas de inyección de termoplásticos para suministrar a la industria del automóvil. En 1998 la empresa se traslado a Porriño y en 2003 recibió el premio Soluziona a la excelencia empresarial en la categoría Gran Empresa para la eurozona Galicia y norte de Portugal.

Gabriel Loureiro Prieto, Jose Carlos Meno, Martin Aldamizetxebarria, Sonia Martínez, Juan Carlos Vila Rodríguez, Mari Carmen Fernández, Emilio Figueirido y Gabriel González Fernández son parte del colectivo de Maier Ferroplast S.coop, la primera cooperativa de MONDRAGON en Galicia y la primera cooperativa mixta de dicha comunidad. Todos son miembros de los órganos sociales de la nueva cooperativa y del Equipo de Contraste, que durante todo el proceso ha sido un puente entre la Cooperativa y el colectivo. Hemos analizado con ellos el proceso de transformación, sus consecuencias y sobre todo las sensaciones que el proceso ha provocado en ellos.

¿Cuál fue la primera impresión del colectivo de trabajadores y trabajadoras al recibir la propuesta de cooperativización de Maier S.Coop.?
Emilio Figueirido: Al principio tuvimos muchísimas dudas y cierta desconfianza. No entendíamos por qué en este momento y se notaba una falta de fe.
Gabriel González: La gente quería saber cual iba a ser su situación dentro de la cooperativa, cuál debía ser la aportación económica, si sería autónomo o no, sus derechos y obligaciones, cuales serían las diferencias entre cooperativistas y el resto… en fin, un montón de preguntas.
Carlos Meno: La verdad es que hasta los últimos meses la gente no se intereso demasiado. La mayoría pensaba que no se iba a producir la transformación, pero según iba avanzando el proceso y sobre todo, durante los últimos ocho meses, hubo un revuelo dentro del colectivo y un aluvión de preguntas.
Juan Carlos Vila: Entre los aspectos positivos, cabe señalar que algunos conocíamos Maier S.Coop y la trayectoria de la cooperativa en Galicia. Entendíamos que la estabilidad a nivel de Grupo y los años de relación con Maier Ferroplast debían generar confianza.

¿Cómo se ha vivido el proceso de transformación?
Juan Carlos Vila: En 2009 se creó un Equipo de Contraste para garantizar que la información sobre el proceso llegara al colectivo y estos se sintieran representados, y se marcó un calendario de reuniones mensuales. Asimismo, en las Asambleas anuales siempre se comentaban aspectos relacionados con el proceso de transformación.
Sonia Martínez: Durante los primeros dos años nos reuníamos mensualmente, pero al final del proceso las reuniones y, sobre todo, la petición de información se intensificó muchísimo.
(La propuesta se lanzó en 2008. Después, el Equipo de Contraste comenzó a trabajar en 2009 con reuniones mensuales, y durante 2009, 2010, 2011 y 2012 el trabajo ha sido conjunto entre Maier S.Coop y el colectivo de trabajadores de Maier Ferroplast).
Martin Aldamizetxebarria: Al principio del proceso el sentimiento era negativo, y a medida que se fue concretando el interés del colectivo fue en aumento. La gente se fue interesando más y se fue acercando al mismo. Temas como la aportación de capital que a todos o a la mayoría nos venía mal fue de los temas más espinosos.
Mari Carmen Fernández: La gente se movió al ver las adhesiones que el proyecto motivó. El porcentaje de trabajadores que quería hacerse cooperativista fue a más y los indecisos se fueron sumando al proyecto.
Juan Carlos Vila: Supongo que la cuenta de resultados de la empresa también influyó. En plena crisis la cuenta de resultados ha mejorado y eso también ha generado confianza hacia el proyecto. Todo ello sumado a los proyectos de futuro adjudicados, un horizonte esperanzador a medio-largo plazo, la sensación de estar en una buena empresa en un entorno cada día más complicado… La suma de todos esos factores han sido determinantes para que la gente se haya decantado por hacerse cooperativista.
Sonia Martínez: Mucha gente se decantó por hacerse cooperativista gracias a la estabilidad del empleo y con la idea de invertir en su puesto de trabajo.

¿Qué otros motivos han sido determinantes para que el colectivo se haya decantado por hacerse cooperativista?
Emilio Figueirido: El miedo a quedarte sin trabajo.
Mari Carmen Fernández: Para mi la estabilidad y la seguridad laboral que de cara a futuro nos ofrece este proyecto ha sido el principal motivo.
Sonia Martínez: La confianza en la empresa también ha sido determinante.
Martin Aldamizetxebarria: Ha sido un proceso de maduración, que ha transcurrido de forma natural. La gente comenzó a entender lo que es una cooperativa durante el último año, comenzó a comprender las diferencias que hay en la gestión de una sociedad anónima y una cooperativa. Valoraron las virtudes que puede tener la segunda respecto a la primera. El ver que las cooperativas funcionan y que en la actualidad están mejor que otras muchas empresas ayudó en la decisión final.

En el proceso de transformación tuvisteis la oportunidad de conocer diferentes realidades de cooperativas de MONDRAGON.
Gabriel González: Si, así es. Aunque no tuvimos la oportunidad de visitar el País Vasco, si recibimos la visita de varias personas de la Corporación MONDRAGON. Todas las experiencias sirven para comprender mejor este tipo de procesos y conocer de primera mano otras experiencias fue enriquecedor.

¿Creéis que se abren nuevas expectativas de futuro con la consecución de la transformación?
Emilio Figueirido: De momento no notamos ninguna diferencia pero con el tiempo entiendo que comenzaremos a notar para mejor.
Todos: Entendemos que será para bien y que pronto comenzaremos a notar las diferencias. Por algo nos hemos inclinado por la cooperativa mixta, porque entendemos que en un futuro no muy lejano mejoraremos. Es una apuesta de futuro.

Respecto al proceso. ¿Estáis satisfechos con la información recibida durante el mismo?
Carlos Meno: En ese sentido mi opinión es bastante crítica. Es cierto que el Equipo de Contraste disponía de información, también los responsables de personal de la planta, pero el resto de trabajadores no recibía información directa. En ese sentido se podían haber mejorado bastantes aspectos referentes a los canales de información. Sobre todo al principio, en la primera fase del proyecto.
Martin Aldamizetxebarria: La gente que integraba el Equipo de Contraste no conocía la realidad y el organigrama de una cooperativa, excepto yo que venía de Gernika. Ellos mismos tuvieron que realizar un esfuerzo enorme para comprender lo que es una cooperativa y, a su vez, tratar de aclarar las dudas de sus compañeros y compañeras. Creo que tenían muchísimas dudas y al principio no estaban preparados para responder a las preguntas que se les hacían.
Carlos Meno: Así es. Seguramente en el País Vasco con la cultura cooperativa que existe hay cosas que ni siquiera necesitan ser explicadas. Por el contrario aquí, venían los del Equipo de Contraste a informarnos y les decíamos que no podía ser, que lo habrían entendido mal, que se habían equivocado… les hacíamos dudar a las personas encargadas de explicarlo.
Juan Carlos Vila: Con toda la información y con la aprobación de la modificación de la ley de cooperativas de la Xunta la decisión final fue más fácil.

¿Qué destacarían sobre los valores cooperativos?
Martin Aldamizetxebarria: Sinceramente pienso que la actitud de las personas de Maier Ferroplast va a cambiar muy poco. Siempre he pensado que los gallegos ya son cooperativistas, y como ejemplo diré que aquí ir al chollo es ir al trabajo, y la gente siempre arrima el hombro. Siempre han visto a Maier Ferroplast como su casa y seguirán cuidando su casa, ya tienen valores cooperativos.
Carlos Meno: Llevamos poco tiempo y como todo, necesitará un rodaje, también la asunción de los valores cooperativos.

De cara a futuro, ¿en qué creéis que se va a notar la transformación de Maier Ferroplast en cooperativa?
Sonia Martínez: Creo que la implicación de la gente va a ser mayor y se va a implicar con mas ideas en el futuro de la cooperativa. Creo que será lo más importante.
Juan Carlos Vila: Esperemos que haya menos diferencias dentro del colectivo. Diferencias que ahora mismo nos parecen injustas. Que haya una relación más cordial y que seamos mejores compañeros.
Emilio Figueirido: Hace falta tiempo y rodaje para ir asumiendo ese tipo de cuestiones. El Consejo social está constituido pero aún no se ha reunido y desconocemos su funcionamiento. La gente debe saber como se gestiona todo esto y la información deberá ser fluida. Pero para ello necesitamos rodaje.
Carlos Meno: Todo el mundo puede hacer su trabajo siempre un poquito mejor, y esperemos que con la cooperativa mejoremos todos.
Mari Carmen Fernández: En general el colectivo esta satisfecho con la decisión tomada. Estamos bien, ha sido una oportunidad para todos en un momento difícil y crítico

 

Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Promociones para socios

fagor-promo

Sugerencias

sugerencias