2017-08-16T23:38:25+02:00

Herramientas Personales

TUlankide MONDRAGON

La Unión Obrera de Araia celebra sus 125 años de historia

06/06/2011

'La Cope' es una de las cooperativas de consumo más antigua del Estado, y en la actualidad sigue ofreciendo un buen servicio a toda la comarca de la Llanada Alavesa gracias al acuerdo alcanzado con Eroski, y al compromiso de más de un centenar de vecinos.
La Unión Obrera de Araia celebra sus 125 años de historia

En la actualidad la cooperativa de consumo La Unión Obrera de Araia (Araba) emplea a cinco personas, siendo la empresa que más puestos de trabajo ofrece en la localidad exceptuando la zona industrial, y en general los números y el servicio que da son muy positivos. Los miembros de la Junta Rectora de la Cooperativa están satisfechos con la labor que viene desempeñando la cooperativa desde hace 125 años, y por ello, durante junio celebrarán el aniversario con varios actos.

TU lankide ha tenido la ocasión de entrevistar a Josetxo Auzmendi y Mikel Ibarnia, ambos muy unidos y comprometidos con La Cope desde hace muchísimos años. Los dos esperan que este 125 aniversario contribuya para impulsar aún más la institución entre los jóvenes del pueblo. Josetxo Auzmendi Arenaza tiene 82 años y es el actual presidente de la Junta Rectora de la Cooperativa la Unión Obrera de Araia, una labor que ha desempeñado durante diferentes etapas de la larga historia de La Cope. Llegó a la cooperativa en 1970, tras el incendio del 68. Aunque su relación con la cooperativa es mucho más antigua, desde que era un niño. "Yo era el recadista de casa y solía venir con total confianza a la cooperativa con cuatro años, a por el pan y el chocolate. Recuerdo que todo se apuntaba en un libro para pagarlo al mes, y ese libro se lo llevaba a mi madre para que llevara las cuentas. Un día el libro se me cayó al río Zirauntza, en el puente del Amo. Yo creí que se me había caído el mayor tesoro, y me lancé al río a por el libro como si me fuese la vida en ello".

Uno de los momentos más críticos de la cooperativa se vivió en 1968, cuando debido a un cortocircuito en el segundo piso, se incendió, ¿Cómo recuerda aquel momento?

Fue un momento muy difícil, pero la cooperativa era un bien social, y el pueblo reaccionó fenomenal. Todo el pueblo y los hijos del pueblo que tenían buenas relaciones con nosotros arrimaron el hombro. En números redondos los bienes que salvó la cooperativa fueron valorados en un millón y medio de pesetas, precisamente eso fue lo que pago el seguro, por lo que comenzamos de cero.

¿Por qué crees que hubo tanta implicación social?

Creo sinceramente que si no hubiese sido una cooperativa no hubiese salido adelanta. Casi todas las familias de Araia han pasado por la Sociedad como miembros de la Junta o tomando parte en las Juntas generales, ya que el arraigo de la cooperativa en Araia ha sido enorme. Además, la cooperativa prestaba ayuda a las personas cuando caían enfermas, y eso también fue determinante para su futuro. El dinero que se reservaba para obra social se repartía entre los enfermos y entre los más necesitados. Por todo ello, la cooperativa es una institución muy querida en Araia. Desde 1972, mantienen relaciones con Eroski.

¿Cómo surgieron los primeros contactos?

Las relaciones con Eroski comenzaron aproximadamente en 1972. Nosotros quisimos entrar entonces pero la primera vez no nos lo permitieron, ya que no consideraron que fuésemos una cooperativa solvente. Debíamos vender barato y para vender barato hay que comprar barato. Sobre el año 1978 acudimos de nuevo a Eroski, y nos reunimos con Cancelo y comenzamos a funcionar como una franquicia. Eroski comenzó a abastecer a La Cope en 1978 y posteriormente quedó incluida en la red de franquicia de EROSLE primero y en la actualidad de ALIPROX.

¿Cómo valora el presente y cómo divisa el futuro de la cooperativa?

La Unión Obrera genera empleo y ofrece un servicio muy adecuado a Araia. Siempre ha logrado buenos precios y desde hace diez años, de toda la Llanada Oriental ha sido la que mejores precios a ofrecido. Acabamos de hacer una auditoria, y estamos en un momento muy bueno, con unos ratios de beneficios adecuados, y con ganancias que nos permiten seguir para adelante con solidez. Este año, tenemos la idea de reforzar la relación entre cooperativa y socio, queremos dar algún interés, cueste lo que cueste, para reforzar la relación entre todos. En la actualidad la cooperativa cuenta con 150 asociados, todos ellos vecinos de la localidad, y queremos que en el futuro más vecinos tomen parte en la Institución.

Josetxo Auzmendi Arenaza, Presidente de la Junta Rectora: "Tras el incendio de 1968 vivimos momentos muy críticos, pero la cooperativa era un bien social, y todo el pueblo arrimo el hombro para salir adelante"

Mikel Ibarnia entró con 22 años en la cooperativa, siendo el socio más joven de la misma durante mucho tiempo. "Lamentablemente la gente joven de Araia no se ha ido incorporando a la cooperativa, por lo que siguo siendo uno de los más jóvenes".

¿Qué tipo de actos estáis diseñando para el 125 aniversario?

Estamos trabajando en la organización de diferentes actividades, con la idea de abrir una exposición en la sala de actos del Ayuntamiento, además queremos organizar unas jornadas relacionadas con el mundo cooperativo, y el día de los actos principales del aniversario habrá un aurresku de honor y se descubrirá una placa con conmemorativa. Ese mismo día también se realizará un concierto con la banda de música y la coral del pueblo, y al atardecer habrá un concierto de Koldo Uriarte (colaborador habitual de Mikel Urdangarin) e Iñaki Salvador. Aunque todavía hay muchas cosas que concretar.

¿Tras más de tres décadas en la cooperativa, que balance haces de todos estos años?

Evidentemente los servicios que prestaba hace 125 años, las becas que ofrecía, los garantes de farmacia, seguridad social... han cambiado. Cuando yo me incorporé no había posibilidad de ofrecer esas funciones porque estaban garantizadas por el Gobierno. Aún así, la cooperativa realizaba otras labores que ha seguido manteniendo, garantizando un comercio vivo y regulado. En muchos sitios se ha corrido el riesgo, sobre todo en pueblos pequeños con una cantidad de veraneantes considerable como es el nuestro, de que los precios aumentaran en la época estival, con lo que eso supone para el propio consumidor habitual. Y en nuestro caso siempre hemos evitado ese tipo de cosas. La cooperativa era el suministrador exclusivo del pueblo y de los habitantes de la zona, no todos tenían la posibilidad de acudir a Vitoria a realizar compras. Con el paso de los años la cooperativa se ha tenido que adecuar. Pasar de la época del abastecimiento total, a la época de centrarnos a los productos del consumo diario fue importante. Había genero que nos comía sitio en la tienda y nos ofrecía muy poco beneficio. Se eliminó la ferretería, zapatería...

¿Cuáles crees que son los hitos importantes que merece la pena destacar para entender la relación entre la cooperativa de consumo y el pueblo de Araia?

En la sociedad de Araia, el hecho participativo y el elemento democrático han sido muy importantes, tienen un hondo calado. Hay un entramado social, participativo, democrático y asociacionista terrible, y en eso ha tenido mucho que ver la cooperativa. La participación de las mujeres en la toma de decisiones, en la firma de actas... han sido hitos importantes, cuando las mujeres prácticamente no tenían ni derecho a voto. Las mujeres han tomado parte muy activa en el desarrollo de la historia de la cooperativa, incluso con una comisión de mujeres que estuvo funcionando durante 15 años. Además de ese elemento democrático, vuestra cooperativa ha ofrecido siempre productos de calidad. Recuerdo que en invierno traían de Salvatierra una manada de cerdos, y un año un cerdo murió en el camino. El médico nos dijo que había muerto debido a un colapso, y que se podía consumir. Pero la Junta de la Cooperativa decidió pagar el cerdo al productor pero no poner su carne a la venta. Con ese ejemplo quiero destacar la apuesta por la calidad que siempre ha realizado nuestra cooperativa. Siempre hemos querido ofrecer lo mejor a nuestros vecinos y asociados.

¿Cómo ve el futuro?

La gente joven piensa que esto es una franquicia de Eroski, pero no vive la realidad de la cooperativa. Las iniciativas que se promulgan desde la misma no se valoran. Los jóvenes no tienen en cuenta lo que hacemos. Hoy día no habría una tienda de este tipo en Araia si no existiera la cooperativa. Un caso reciente es el de la pescadería del pueblo. La propietaria se jubiló y con ella la posibilidad de comprar pescado fresco en Araia. Ante esa tesitura, la cooperativa decidió hacerse con la pescadería para ofrecer ese servicio al pueblo, aún sabiendo que no éramos profesionales del pescado. La mantuvimos abierta durante dos años, intentando que algún particular pudiera explotarla, pero nadie se animó y tuvimos que cerrar porque nos comía el beneficio de la tienda. La labor social de la cooperativa sigue vigente y los jóvenes deberían acercarse y tomar parte en el presente y en el futuro de La Cope.

Programa de actos

10 de junio

20:00 Concierto en la Sala Andra Mari de Araia: Mikel Urdangarin, Koldo Uriarte al piano y Nika Bitchiashvili al violín.

12 de junio

Celebración del 125 aniversario de La Unión Obrera Sociedad Cooperativa.

13:00 Misa en la iglesia de San Pedro.

13:30 Aurresku de honor con participación de la Banda de Música Coral de Araia.

Del 27 de mayo hasta el 19 de junio

Exposición: 125 años de cooperativismo - La Union Obrera de Araia, en el salón de plenos del ayuntamiento de Asparrena, Araia.

  • Días laborables: 19:00 - 21:00
  • Sábados: 12:00 - 14:00 y 19:00 - 21:00
  • Domingos: 12:00 - 14:00

 

Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Promociones para socios

fagor-promo

Sugerencias

sugerencias