2017-08-22T14:45:11+02:00

Herramientas Personales

La persona, clave en el proceso de internacionalización La persona, clave en el proceso de internacionalización

Jesus Amezaga. Fagor Automation

10/03/2011

Jesús Amezaga nació en Bilbao hace 57 años y comenzó a trabajar en el Grupo Fagor hace 27. Tras acabar sus estudios de Informática en la Universidad de Deusto, pasó unos años en Venezuela y Canadá para posteriormente integrarse en la cooperativa y fijar su residencia en Arrasate. En su periodo cooperativo ha pasado por ULDATA (departamento de microinformática) y Fagor Automation, inicialmente en I+D y los últimos 13 años en la actividad comercial del área asiática.

¿Qué funciones desempeña en la actualidad en China? Soy responsable del mercado asiático, cubriendo el área de China, Taiwán, Corea y Pacifico.

¿Cuándo y por qué decidió aventurarse en este viaje?
Comencé mi andadura por Asia hace 13 años aunque no fijé mi residencia en China hasta hace algo más de siete. La empresa me ofreció una oportunidad que decidí aceptar y hoy es el día en que estoy plenamente satisfecho de haber tomado esa decisión, que me ha permitido vivir un proceso único en una cultura tan singular como la china.

Descríbanos cómo era el país a su llegada y cómo ha evolucionado.
Desde la tímida apertura promovida por Deng Xiao Ping a comienzos de los 80 y la adhesión de facto a la OMC en 2001 hasta nuestros días, los cambios han sido espectaculares y particularmente en la última década. Ha sido un proceso sin parangón y por poner un símil, el proceso de la revolución industrial y posteriormente tecnológica que en occidente ha tenido lugar en los últimos 50 años, se ha concentrado en China en tan solo 10 años. Como es de suponer, a la sociedad china le está costando asimilar tan vertiginosos cambios que, en mi opinión, está siendo hábilmente gestionado por el Gobierno. Por poner un ejemplo: en Pekín, donde resido, a finales de los 90 el medio de transporte habitual era la bicicleta y en la actualidad hay cerca de 5 millones de vehículos y un transporte público cada día más eficiente. Como nota anecdótica, desde comienzos de año se ha limitado el número de matrículas a 20.000 al mes, que son concedidas por sorteo, y se están dando más de 70.000 solicitudes.

¿En la actualidad qué papel desempeña su empresa en este mercado?
En la actualidad el mercado chino es el más dinámico de toda nuestra red ya que este país se ha convertido en el primer fabricante y consumidor de máquina herramienta. La acertada apuesta por parte de Fagor Automation de instalarse en China hace ya más de 20 años está dando sus frutos. Hemos conseguido el reconocimiento de marca y la implantación en el mercado en el sector medio-alto de gama y gracias a ello estamos ganando cuota de mercado. En cualquier caso en China nunca se puede cantar victoria ya que es un mercado tremendamente competitivo y en constante evolución, por eso hay que peleárselo día a día.

¿Como transcurre una jornada normal para usted?
Aquí lo raro es una jornada normal. Aproximadamente la mitad del tiempo lo paso fuera de Pekín en viajes de negocios, bien por China o por otros países del área. Aparte de las labores asociadas a la gestión de las oficinas, siempre surgen diferentes tipos de compromisos tanto en el ámbito laboral como social o de relaciones institucionales. Hay que tener en cuenta que nos toca oficiar tanto de representantes de nuestra empresa como de nuestro país.

¿Qué es lo que más echa de menos de Euskadi?
Sin ninguna duda los amigos y la familia, el resto son menudencias.

¿Cómo trata de mantener los lazos de unión con su país?
Tengo una relación bastante fluida (Skype, e-mail, visitas…) tanto en el ámbito laboral como familiar. Suelo viajar a casa dos o tres veces al año y siempre que puedo no me pierdo los Santo Tomases ni Maritxu Kajoi. Un comentario bastante generalizado en la casa matriz sobre los expatriados en este país, es que con el paso del tiempo nos vamos  “achinando”.  Resulta cuando menos curioso, ya que es para lo que nos mandan. La forma de hacer negocios en China es “achinándose”, lo mismo que para hacerlos en América supongo que será “americanizándose”. A mi entender es nuestra labor servir de nexo de unión entre las diferentes culturas.

¿Tiene familia?
Vivo con mi compañera Izarra, quien, tal y como su nombre indica, representa una fuente de luz y energía para mí. El resto de mi familia vive en Euskal Herria.

¿Cómo se ha adaptado su familia a esta situación?
A quien más le duele mi ausencia es a mi aita con quien siempre he tenido una relación muy estrecha.  Respecto a mi compañera, mejor que lo explique ella misma. Palabras de Izarra: “Representa un gran reto personal dejarlo casi todo (familia, amigos, trabajo) y trasladarse a un lugar lejano para sumergirse en una cultura tan distinta a la nuestra y empezar una aventura en la que habrá que crear nuevas relaciones personales.
Alejarse un tiempo de nuestro entorno conocido es una oportunidad de crecimiento personal y nos permite ver las cosas con cierta perspectiva. Lo mejor de todo es que se aprende a aceptar las diferencias como algo habitual. Sin duda alguna, merece la pena”.

¿Cuáles son sus planes de futuro?
Mis planes de futuro están totalmente ligados a los intereses de Fagor Automation.

¿Tiene fecha de caducidad su estancia en China?
Inicialmente vine a China para 5 años que posteriormente se han convertido en 8. Tal y como comentaba anteriormente, estoy a disposición de los planes estratégicos de mi empresa.

 

Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Promociones para socios

fagor-promo

Sugerencias

sugerencias