2017-12-14T19:42:59+01:00

Herramientas Personales

TUlankide MONDRAGON

IK4-Ikerlan desarrolla nuevas tecnologías para reforzar la ciberseguridad de la industria

13/12/2016

El centro tecnológico participa en el proyecto Citadel, que está desarrollando herramientas y metodologías para proteger sistemas industriales e infraestructuras críticas ante posibles ciberataques.
IK4-Ikerlan desarrolla nuevas tecnologías para reforzar la ciberseguridad de la industria

El futuro de la industria está ligado a la interconexión de las máquinas y a su intercambio de información a través de internet. Esta realidad conlleva numerosas ventajas, pero también algunos riesgos: se genera una ingente cantidad de datos de alto valor que circulan por el entramado de conexiones digitales entre plantas, clientes y proveedores, que son un potencial blanco de ciberataques. Los principales peligros son los robos de información o los sabotajes que pueden provocar paradas de producción o de prestación de servicios.

Con el fin de ofrecer a las empresas una solución para este reto, la Unión Europea ha impulsado un proyecto de I+D+i llamado Citadel, en el que participa el centro tecnológico vasco IKERLAN. En esta iniciativa, que durará tres años y tiene un presupuesto total de 6 millones de euros, se están desarrollando nuevas herramientas informáticas para la gestión de la ciberseguridad en sistemas de control de infraestructuras críticas.

A prueba en el metro de Praga

metro praga-Ikerlan

Citadel está desarrollando una oferta integral para reforzar la seguridad informática de los sistemas industriales y las infraestructuras críticas. Una de sus novedades principales es que está desarrollando la tecnología necesaria para reunir en una sola plataforma hardware diferentes funcionalidades que ahora están dispersas, y que pueden tener distintos requisitos de ciberseguridad. La principal ventaja de este sistema es que defender un solo punto resulta más sencillo que hacerlo en un sistema distribuido.

Además, en este proyecto se aplicará el concepto conocido como MILS (Multiple Independent Levels of Security) adaptativo, que permite que los sistemas evolucionen y se adapten a lo largo de su vida para protegerse ante nuevas amenazas.

La tecnología de Citadel se probará en el metro de Praga. Se empleará la tecnología MILS adaptativa para desarrollar un sistema de interconexión de redes de comunicaciones con distintos niveles de criticidad y seguridad. El objetivo es garantizar en todo momento la disponibilidad y la seguridad de las comunicaciones entre todos los elementos que forman parte del sistema. También se pondrán en marcha casos piloto en una planta de fabricación y en un equipamiento de comunicaciones de voz.

“La ciberseguridad, una exigencia ineludible”

“Hay muchas empresas que aún no se dan cuenta de los peligros a los que se exponen cuando conectan sus productos o máquinas a internet, pero en un futuro cercano la ciberseguridad será una exigencia ineludible en productos y procesos”, advierte el responsable de ciberseguridad industrial de IKERLAN, David González.

El consorcio de Citadel, formado por 13 empresas, centros de investigación y entidades académicas europeas, se reúne hoy en la sede de IKERLAN en Galarreta (Hernani) para acordar los próximos pasos a dar en el seno de esta iniciativa.

 

Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Sugerencias

sugerencias