2017-10-20T10:55:48+02:00

Herramientas Personales

Colaboraciones

Sobre la actualidad del pensamiento de Arizmendiarrieta

12/01/2017

Con motivo del 40 aniversario de la muerte de Don Jose María, queremos insistir en la certeza de que fue una persona adelantada a su tiempo, con los pies en el suelo y la cabeza en los retos del futuro.

Para ello, contrastaremos si los recientes “Objetivos de Desarrollo Sostenible” (ODS) contienen ideas ya detectadas e introducidas en el diseño de la Experiencia Cooperativa de Mondragón. 193 países firmaron los ODS en setiembre de 2015, y son la referencia actual para alcanzar un mundo sin pobreza, más igualitario, más justo y más respetuoso con el medio ambiente.

Arizmendiarrieta desarrolló un modelo de empresa que hoy también llamaríamos más sostenible, pero su idea de fondo era avanzar hacia una sociedad más justa, más humana, más solidaria, “transformar la empresa para transformar la sociedad”.

En esta misma línea, una novedad importante de los ODS es que buscan la implicación de las empresas. Si los ODS se interiorizan dentro de la lógica de las empresas y de su Responsabilidad Social, serán alcanzables. Pero si las empresas se limitan a cumplir las exigencias legales, solo por la imposición desde las normativas, son objetivos que no se cumplirán.

Retos para un mundo global (y para las cooperativas)

Mirando hacia atrás, encontramos un nuevo argumento sobre la actualidad y aplicabilidad del discurso económico de Arizmendiarrieta en la realidad actual. Mirando hacia adelante, solemos decir que la Responsabilidad Social está en el ADN de las cooperativas. Hoy los ODS marcan unas exigencias nuevas porque el entorno es un mundo globalizado y diferente. Un entorno interconectado en el que la Responsabilidad y la Solidaridad superan la barrera de lo cercano. Y en el que la sostenibilidad ambiental nos interpela con mucha fuerza.

Os animo a todos y todas a leer los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible con la intención de reflexionar sobre la aportación de nuestras empresas y nuestra RSE a estos objetivos globales. Para los más técnicos, la asociación vasca por la sostenibilidad, Izaite, ha identificado los ODS con indicadores del estándar GRI, para alinearlos con nuestras Memorias de RSE.

En todo caso, el mensaje es aplicar la lógica ambiciosa de Don Jose María de que nuestras empresas tienen que ser excelentes en eficiencia, en rentabilidad, y en responsabilidad social. Nuestras cooperativas pueden/deben mantenerse un paso por delante del resto de empresas en los tres ámbitos. En sus palabras “El diálogo y la cooperación, la libertad y el compromiso, constituyen métodos eficaces en la conjunción de voluntades y esfuerzos para organizar y administrar el trabajo humano y, por tanto, para humanizar la economía.”

Arizmendiarrieta y los Objetivos de desarrollo sostenible (ODS)

En la imagen inferior se destacan, de los 17 ODS, los 11 que están más desarrollados en el pensamiento y en la práctica de Don José María. Son mayoría por tanto.

El núcleo del enfoque de Don Jose María lo identificamos en los cinco siguientes:

                  4. Educación de calidad – Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.

                  8. Trabajo decente y crecimiento económico.

                  9. Industria, educación, infraestructura, incluyendo aumentar el acceso de las pymes a los servicios financieros y también aumentar la investigación científica y mejorar la capacidad de los sectores industriales.

                  10. Reducir inequidades – desigualdades.

                  11. Ciudades y comunidades sostenibles.

La lista de iniciativas alineadas con estos objetivos es larga: la preocupación por la educación (inicio en Eskola, hoy Mondragon Unibertsitatea), yendo además más lejos al promover la formación integral de las personas (“primero hombres y luego cooperativas”); el foco en el desarrollo del trabajo y la industria, la creación de infraestructuras financieras (Laboral Kutxa), de asesoramiento empresarial (división Empresarial, hoy LKS) y de investigación y desarrollo (inicialmente Ikerlan, hoy 15 centros tecnológicos), las limitaciones en los abanicos salariales, la importancia del desarrollo comarcal, y un largo etcétera.

Otros ODS también están presentes. El propio principio de ayuda mutua entre cooperativas soberanas que caracteriza a MONDRAGON es una concreción del objetivo 17 de búsqueda de Alianzas. Y en algún caso podemos entrar en controversia. En concreto, respecto al no apoyo inicial de Arizmendiarrieta a iniciativas para favorecer la igualdad de género.

Las evidencias de alineamiento entre los ODS y la realidad de la Experiencia cooperativa son abrumadoras. Además, los ODS marcan nuevos caminos en los que trabajar, con la típica lógica de mejora continua.

 

Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Promociones para socios

fagor-promo

Sugerencias

sugerencias