2017-10-21T21:40:51+02:00

Herramientas Personales

TUlankide MONDRAGON

Arcadi Oliveres: “ La cooperación es la única alternativa y su aplicación debe ser urgente”

16/07/2013

El reconocido economista catalán Arcadi Oliveres estuvo en Arrasate-Mondragón el pasado 27 de mayo. Acudió invitado por Harreman, Elkarhezitzen, Mundukide, Lanki y la Asociación Amigos de Don José María Arizmendiarreta para ofrecer una conferencia sobre economía, cooperación y conciencia. Ante más de 400 personas, el profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona ofreció su particular visión del momento que estamos viviendo. Antes de ofrecer la conferencia en el Teatro Amaia Antzokia, TU lankide tuvo la ocasión de compartir unos minutos con Arcadi Oliveres.
Arcadi Oliveres: “ La cooperación es la única alternativa y su aplicación debe ser urgente”

En referencia al título de la conferencia que ofrecerá, ¿debemos concienciarnos para cooperar y así impulsar el cambio de modelo económico?

El modelo económico actual está basado 100% en la competencia y debemos pasar a la cooperación entre todos. De lo contrario conseguiremos dos cosas terribles: una, diferenciar cada vez mas a los ricos de los pobres, tanto a nivel interno en cada estado, como a nivel mundial. Cuando comencé a investigar y trabajar en los ámbitos de la economía y de la cooperación al desarrollo, coincidiendo con el nacimiento de las ONGs allá por los primeros años 80, tomábamos como referencia el siguiente dato: el 20% más rico de la población mundial en términos de ingresos, Renta Per Cápita, era 30 veces más rico que el 20% más pobre. Es decir, que un señor de Canadá ingresaba treinta veces más que un señor de Bolivia.
En la actualidad, la relación es de uno a 85, es decir, eso significa que la competencia nos ha llevado a una situación terrible. A nivel interno, en cada Estado está pasando algo semejante, con países que internamente se están separando y donde se están abriendo enormes grietas.


También critica las enormes repercusiones que el modelo capitalista genera en el medio ambiente.
Así es, la otra pésima consecuencia del modelo capitalista se encuentra en el medio ambiente, ya que estamos agotando recursos, contaminando el aire, nos estamos quedando sin petróleo, contaminando completamente el planeta, dañando la capa de ozono… En resumen, estamos haciendo auténticas barbaridades, y nuestros nietos y biznietos nos exigirán cuentas. Ante este modelo basado en la competencia debemos girar hacia la cooperación entre países, personas, continentes, hemisferios… Cooperación norte-sur, cooperación inter-empresarial, cooperación entre regiones… es una necesidad.

Habla de necesidad, pero, ¿cree que la cooperación es una alternativa real? ¿Es viable?
Yo diría que es casi la única alternativa. Es muy real y es urgente. De lo contrario las diferencias irán en aumento día a día y el planeta no será sostenible. Debemos movernos en el terreno de la cooperación, no nos queda otra alternativa.

¿Tiene el capitalismo un sistema alternativo?

No, pero nunca ha habido en la historia un sistema alternativo a otro. Es decir, todos los sistemas alternativos han aparecido a medida que hemos cambiado los anteriores. Ya no hablo del socialismo real, que es un caso excepcional. Lo que quiero decir es lo siguiente: si hablamos del paso del feudalismo al capitalismo, podemos decir que fue un cambio progresivo impulsado por la sociedad de la época. De manera muy resumida podemos decir que los aristócratas de los castillos perdieron poder, los burgueses de las ciudades empezaron a ganar espacio, después se paso a un capitalismo comercial, después al industrial, al financiero… y en definitiva se cambio de un modelo a otro. Entiendo que ahora estamos haciendo un camino muy similar. No nos gusta el capitalismo actual, no tenemos ninguna alternativa en la chistera, pero podemos ir moldeándolo.

Usted toma parte activamente en el Foro Social Mundial. ¿Se puede desde este Foro impulsar esa reforma?
He tenido la suerte, desde 2001 hasta ahora, de asistir a muchas sesiones del Foro Social Mundial. Comenzó en Brasil con el impulso de Lula Da Silva, antes de que éste fuese presidente de Brasil, y te aseguro que es un Foro en el que se discute de todo, y se habla y se decide sobre problemas reales. Se discuten y se elaboran alternativas en el ámbito de la agricultura, del medio ambiente, energía, industria, tecnología, finanzas… y creo que uno de los frutos que ofrece el Foro es que podemos ir generando continuamente un nuevo sistema. Creo, sinceramente, que estamos generando la alternativa.

Háblenos de su relación con MONDRAGON. En su última visita estuvo en Mondragon Unibertsitatea, Lanki, la Corporación MONDRAGON…
MONDRAGON es un modelo muy interesante. Tiene su parte industrial, la comercial, Lagun-Aro, Laboral Kutxa… y la parte universitaria complementaria, me parece una organización y un modelo muy interesantes.

¿Desde cuándo sigue el modelo MONDRAGON?
Hace 30 años visité la Corporación MONDRAGON con varios alumnos de la Universidad Autónoma de Barcelona. Desde entonces, y aunque han cambiado muchas cosas, MONDRAGON sigue siendo un referente para mi, y así lo reflejo en mis clases de la Universidad. Y especialmente ahora, con la enorme crisis que nos está tocando vivir, MONDRAGON vuelve a sorprenderme. Me parece envidiable la capacidad que tiene de tomar medidas como la de bajarse los anticipos de sus trabajadores, o que una empresa de un sector compense las pérdidas de otra empresa de otro sector –pertenecientes ambas a la Corporación-. Es decir, me apasiona la integración vertical que tienen sus cooperativas, creo que es muy positiva y procuro explicarlo siempre que puedo.

¿Cuáles cree que son las claves de su éxito? o ¿dónde cree que reside el secreto de la aplicación constante y continuado en el tiempo del modelo MONDRAGON?

La primera idea principal y clave reside en el modelo de empresas de MONDRAGON, es decir, en las cooperativas. El socio-trabajador tiene el capital y el trabajo, y difícilmente una persona se despedirá a si mismo. Esta idea básica de las cooperativas es uno de los éxitos de MONDRAGON. La segunda razón del éxito es la idea de complementariedad inter-sectorial. Es decir, en un momento determinado en el que hay empresas de la Corporación que lo están pasando mal, otras cooperativas del mismo sector o de otro pueden compensar las pérdidas. Esta integración vertical permite la capacidad de compensación para tirar adelante. Y por último, el concepto de internacionalización de las cooperativas de la Corporación, que no renunciando a estar aquí, apuestan por la internacionalización, me parece un acierto. La gente tiene capacidad para desarrollarse en su lugar de origen, además de estar en el mundo. El concepto Glocal aúna la estrategia de MONDRAGON en ese ámbito.

El cooperativismo también tiene sus seguidores y sus asociaciones en Cataluña, ¿verdad?
En mis tiempos de universitario el gran dilema era capitalismo americano o comunismo soviético. A mi me gustaba decir que no me gustaba ni una cosa ni la otra. Yo apostaba por la autogestión Yugoslava. En la actualidad pronunciar la palabra Yugoslavia puede ser terrible, pero en su época nos gusto su modelo, que no estaban ni en la órbita capitalista ni comunista,  y contaba con empresas autogestionadas, basadas en modelos cooperativos. En una entrevista que realizaron al presidente Tito, le preguntaron donde se inspiro para generar ese tipo de economía, y el respondió, y perdonen la presunción, que en Cataluña. Tito estuvo de brigadista en Cataluña, en las brigadas de apoyo a la república durante la guerra civil, y entre 1936 y hasta el final de la guerra civil hubo un enorme proceso de colectivización de empresas. Se generaron muchísimas empresas en todos los sectores. Empresas que fueron ejemplares, y parece que Tito visitó varias y le inspiraron para llevar el modelo a Yugoslavia. En muchas ocasiones he intentado compararlo con el proceso de MONDRAGON, y me gusta verlo así.

 

Edición impresa
Síguenos en twitter
LagunAro

Promociones para socios

fagor-promo

Sugerencias

sugerencias